Escribe para buscar

Hortalizas

La estrategia para hacer frente al estrés en nuestros cultivos

Como precursora en bioestimulantes, LIDA Plant Research investiga y formula estos productos como un nuevo concepto complementario a la utilización de los fertilizantes en su estrategia. La empresa biotecnológica valenciana patrocina la cuarta edición del Biostimulants World Congress.

Comparte

LIDA presentará en el Congreso Mundial su último bioestimulante IKASU®con registro Fitosanitario en Europa, un fitorregulador que favorece  la floración, el cuajado natural y el engorde de los frutos.

El entorno puede ser el principal causante de llevar a las plantas a situaciones de estrés, alcanzando contextos límite para sus recursos, y por tanto, para poder sobrevivir. El estrés ambiental o, más específicamente, el estrés abiótico, se refiere a todos aquellos factores físicos del entorno que pueden influir de manera negativa en el crecimiento y la productividad de las plantas. Un escenario donde influir en el metabolismo primario de la planta es clave.

 

Nos topamos con una realidad latente entre nuestros cultivos: el estrés producido por sequía, inundaciones, salinidad, temperaturas extremas, etc., por lo que intervenir en el metabolismo primario de las plantas es fundamental para mejorar su desarrollo, vigor, rendimiento y calidad. En LIDA Plant Research hemos sido capaces de ello gracias a nuestra innovadora investigación en bioestimulantes, preparados para estimular procesos naturales que benefician el crecimiento y las respuestas al estrés abiótico.

Investigaciones que la empresa LIDA Plant Research mostrará durante su el 4º Bioestimulants World Congress que se celebrará el próximo 18-12 de noviembre en Barcelona.

Dentro de las investigaciones sobre el control abiótico llevadas a cabo por la empresa biotecnológica valenciana, se encuentra su nuevo bioestimulante IKASU® con registro Fitosanitario en Europa, un fitorregulador de la floración, cuajado natural y engorde de los frutos. Con este acelerador enzimático de alta eficacia agronómica, se logra incrementar la producción mejorando además su calidad.

Con su uso se favorecen numerosos aspectos de la fisiología de la planta, como pueden ser: la producción de auxinas, la polinización y los movimientos citoplasmáticos. Así mismo proporciona una mejora de la resistencia de las plantas frente a las enfermedades, dado que su uso hace que aumente la producción de lignina de las paredes celulares; y a su vez acelera los efectos curativos de muchos fungicidas con los que tiene efectos sinérgicos, adelantando además la recuperación de la planta del estrés que siempre producen este tipo de tratamientos.

El registro del bioestimulante IKASU® incluye cultivos hortícolas, tanto al aire libre como en invernadero (tomate, pimiento, berenjena, melón, sandía, pepino y calabacín), cultivos leñosos (uva de mesa y uva de vinificación) y cultivos extensivos (arroz).

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *