Escribe para buscar

Mercados

La falta de precio pone sobre la mesa el desperdicio de los recursos naturales

Millones de lechugas se quedan sin coger en varios parajes de Yecla, varias plataformas denuncian que hacer esto supone un gasto aproximado de 120 millones de litros de agua.

Comparte

Nuevo supuesto atropello medioambiental a los recursos del Altiplano. La Plataforma ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca ha alertado del abandono de millones de lechugas en dos parajes de Yecla que, para su cultivo, han necesitado cerca de 120 millones de litros de agua. Alertan, además, del incremento en el último año de hectáreas dedicadas al cultivo intensivo.

Salvemos el Arabí y Comarca denuncia que en los parajes de El Llano y la Umbría del Factor, ambos dentro del término municipal de Yecla, las empresas encargadas de explotar las fincas dedicadas a cultivos intensivos han dejado sin recoger 35 hectáreas de lechugas, lo que, calculan desde la Plataforma, podrían suponer unos tres millones de lechugas abandonadas y un gasto aproximado de 120 millones de litros de agua. El equivalente a, según los cálculos que hacen, «dejar un grifo abierto de manera ininterrumpida durante 38 años seguidos», manifiesta Alejandro Ortuño, uno de los portavoces de Salvemos el Arabí y Comarca.

La situación no es nueva. Ya el año pasado la plataforma denunció una situación similar en la que más de una veintena de hectáreas de brócoli, lechuga o calabacín quedaron sin recoger. La bajada de los precios en el mercado nacional y europeo trae consigo que no sea rentable, en un determinado momento, recoger la cosecha.

Los recursos utilizados para la producción de hortalizas y verduras son cuantiosos. En el último año se extrajeron 130 hm?3; pero tan solo se recargaron 40hm?3;, lo que supone una sobreexplotación de 90hm?3;; es decir, de los acuíferos del Altiplano se extrajo una cantidad de agua que tarda tres años en recargarse. Aseguran igual que el número de hectáreas de cultivos no autóctonos no deja de crecer.En relación al año pasado, actualmente hay cien hectáreas más. El total aproximado de hectáreas en Yecla se sitúa ya, según los cálculos de la Plataforma, en unas 1.600 hectáreas. En el paraje de la Umbría del Factor se pueden observar algunas fincas de lechugas sin recoger que han servido como pasto para el ganado. Aunque aseguran que las demás, una vez se sequen, «serán trituradas y labradas junto a la tierra para volver a cultivar, sin destinar esos alimentos a ninguna causa benéfica ni nada por el estilo». En enero de 2019, en esas mismas fincas, la Plataforma denunció el vertido de plásticos que también estaban siendo triturados y enterrados bajo la tierra. Aunque la empresa aseguró que se trataban de plásticos biodegradables y que no suponían un perjuicio para el medio ambiente, unos días después de denunciar los hechos se recogieron los que quedaban sobre la superficie.

Por último, subrayan que el problema «no es de recursos sino político», y que la Administración Pública debe ser quien «tome cartas en el asunto y se ponga a trabajar desde ya» para que cese la explotación intensiva de los acuíferos, algunos de ellos declarados sobreexplotados por la Confederación Hidrográfica del Segura.

El pasado noviembre, en una reunión de las autoridades municipales de Yecla, la Plataforma y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen protegida de Yecla con la CHS, salió la promesa de poner en marcha un plan de vigilancia de los recursos; mientras que el alcalde, Marcos Ortuño, aseguró que plantearía al equipo redactor del Plan general de Ordenación Urbana de Yecla que incluyese las limitaciones a los cultivos intensivos que actualmente permita la ley.

Desde la plataforma lamentan que el problema de la sobreexplotación hídrica no esté calando en la ciudadanía de Yecla como ocurrió con el proyecto de Macrogranja a faldas del Monte Arabí, cuando miles de vecinos se movilizaron y paralizaron su construcción. Por ello, han organizado una asamblea abierta al público en general el próximo jueves 27 de junio en el anfiteatro situado detrás de la Iglesia Vieja de Yecla a la que invitan a todo el pueblo en general y a todos los vecinos afectados de una manera u otra por estas explotaciones.

Fuente: laopiniondemurcia.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *