Escribe para buscar

Frutas

La fruta de hueso murciana debe «replantearse» su modelo productivo

Los productos extratempranos, el encarecimiento de los costes de producción y las bajas temperaturas en Europa complican la salida de la cosecha de este año.

Comparte
fruta de hueso
La campaña de fruta de hueso en la Región de Murcia se encuentra en su ecuador en la zona de la Vega Alta del Segura, la de mayor producción, habiendo finalizado ya en áreas de la costa. Haciendo balance de este 2019, Pascual Hortelano, portavoz de este sector en la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) y presidente de la cooperativa Vega de Cieza, asegura que «esta campaña está desarrollándose de una forma muy irregular, con muchos factores que afectan a la producción y a la distribución».
Para Hortelano, esta situación requiere de «una reflexión por parte del sector para replantear modelo productivo que tenemos, porque surgen cada año elementos que complican las campañas, como son la aparición de productos de baja calidad muy tempranos que llegan a los mercados en fechas inapropiadas y perjudican el consumo». Así, Hortelano explica que la fruta de hueso es considerada como fruta de verano, al igual que ocurre con la sandía, «pero ese patrón se ha modificado en la última década con esa producción tan temprana».
Según el presidente de la Vega de Cieza, a ello se une que el mercado nacional «no consume lo que debería y se nutre muchas veces de producto que procede de explotaciones que no cumplen las exigencias que nos piden a otras empresas y que hace muy difícil competir en precio. Ello hace que sea imposible que el consumo en España puedan absorber la producción que debería».
Otro de los factores que se ha sumado a esta situación ha sido la climatología, tanto en España como en Europa, cuyas bajas temperaturas registradas han propiciado que no se consuma todavía fruta de hueso y de verano, si no que se continúe con la tendencia de comprar productos de la campaña invernal como naranjas o mandarinas.
«Debemos plantearnos qué hacemos en el futuro porque también tenemos que hacer frente a cosas como la falta de mano de obra cualificada en los días fuertes de campaña, lo que aminora el ritmo de recogida, ya que es un producto de dos meses y hay mucho trabajo concentrado en pocos días», explica el representante de Fecoam.
«Junto a ello, las inspecciones de las administraciones se están multiplicando y siempre recaen en los mismos, lo que complica mucho el mercado, además de normativas como la de control de entradas y salidas del trabajo, que nos hace recorrer las fincas para que los trabajadores fichen, una situación muy complicada en el caso de la agricultura».
Además, las organizaciones agrarias de diferentes países europeos se referían hace unos días en Murcia al importante aumento de costes en producción, como mano de obra, confección, envases, transportes, y los malos precios debidos «a los grandes distribuidores que controlan el precio aún en momentos en los que hay poca producción, no dejando que el precio se incremente y repercuta en los agricultores». «Estamos entrando en un escenario que requiere de acciones concretas de intervención como ayudas económicas de crisis, o actuaciones desde el propio sector que ya hemos iniciado, como la creación de una interprofesional y el lanzamiento de una campaña para animar al consumo, pero todo eso tiene unos plazos», destaca Pascual Hortelano.
Por último, el presidente de la cooperativa frutícola hace referencia al hecho de que «en este momento del año contamos con la baza de que somos de las únicas zonas productoras pero en unos meses comenzarán a sumarse otras zonas como Extremadura, Cataluña y Aragón, junto a otros países como Italia, que también llegan a competir en el mercado».ReaprovechamientoPero quizá uno de los puntos más llamativos es que «no hay mecanismos eficaces para reaprovechar la fruta que por exceso de maduración o calibre inadecuado no sale a la venta y se queda en los centros de distribución», subraya Pascual Hortelano. «Han desaparecido en los últimos años empresas dedicadas a zumos y conservas que utilicen grandes cantidades de fruta fresca, lo que perjudica a la salida de fruta de calidad», se lamenta.
Fuente: La Verdad
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *