Escribe para buscar

Hortalizas

La planificación, clave para mantener la rentabilidad del sector hortofrutícola

La Junta Directiva de Asaja, reunida ayer para analizar su habitual balance de campaña que presentará la próxima semana, observando la situación, destaca la dificultad que trae el sacar adelante una cosecha de hortalizas en nuestra provincia con el nivel actual de costes y con un margen cada vez más estrecho y que para algunos productos ha sido inexistente.

Comparte

Asaja-Almería quiere llamar la atención  ya que el sector hortícola se encuentra “calentando motores”, con un inicio que se prevé adelantado especialmente en pimiento, y observando cómo la habitual pausa veraniega se ha casi desvanecido a causa, entre otros, del mal final de la cosecha, en que es momento también de que se lleven a cabo decisiones preventivas por parte también del sector comercializador para gestionar las habituales crisis que nos suceden a lo largo del año y que con una adecuada, planificada y coordinada actuación, su impacto se podría limitar.

Asaja cree necesario que en estos momentos previos se lleve a cabo una buena planificación y una coordinación. Es necesario que antes del inicio de la campaña se prevean las medidas de reacción en momentos de crisis de mercado que ya sabemos cómo terminan, y de que las OPFH y las empresas de comercialización establezcan las medidas para gestionar estas situaciones la próxima cosecha.

Esta última campaña han visto cómo el retraso en la cosecha de pepino ha ocasionado que se coincidiera con Granada trayendo consigo una sobreoferta y el hundimiento de precios, o cómo el adelanto de la de sandía o melón ha traído precios ruinosos porque nos falló el tiempo que tenían en Europa, para Asaja está demostrado que la rentabilidad “pende de un hilo” y todo esto es resultado de la falta de organización, lo que junto a la inacción en momentos de hundimientos de precios está provocando que los precios no estén siendo aceptables para el agricultor, y recuerda que “no podemos luchar con las heladas o un incremento de temperaturas e incluso con los costes que tienen algunos competidores” pero si están viendo cómo hay productos que están perdiendo peso en el mercado año tras año y saben los calendarios de otras zonas productoras lo que no podemos es sentarnos a esperar, debemos actuar y reaccionar antes.

Asaja recuerda que el agricultor está llevando a cabo un importante esfuerzo para aguantar el incremento de los costes sobre los que no tiene posibilidad de actuación, y se ha adaptado a todos y cada uno de los cambios que el mercado exige, por lo que entendemos que la solución al déficit de rentabilidad que venimos denunciando hace años y que sigue siendo evidente una campaña más, pasa sí o sí por gestionar el mercado y la producción ajustando oferta y demanda, llevar a cabo una verdadera gestión de crisis en conjunto, y con ello luchar por un precio digno que permita la supervivencia de todo un sector.

Cabe recordar que los mecanismos de gestión de crisis se encuentran a disposición del sector y para poder mejorarlos es preciso que cuando llega el momento se apliquen de forma ágil y coordinada para ganar en efectividad. Por otro lado es necesario que se aplique la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena donde se establecen tanto códigos de buenas prácticas como contratos, medidas que facilitarían las relaciones en un entorno de mayor transparencia y reciprocidad, esto junto con los mecanismos de gestión de crisis podría ayudar a gestionar el hundimiento de precios y dotaría de mayor poder de negociación al sector, esto  unido todo a un control efectivo en fronteras tanto de los contingentes o cupos como de los requisitos fitosanitarios contribuiría a que nuestro sector fuera más competitivo y fuerte.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *