Escribe para buscar

Frutas

La UE refuerza los controles fitosanitarios sobre las importaciones de mango

Asaja consigue el incremento del control fitosanitario de la UE sobre el mango procedente de terceros países. Los nuevos requisitos, que entrarán en vigor el próximo 1 de septiembre, beneficiará notablemente al sector productor malagueño, que es el mayor de Europa.

Comparte
mango

España es prácticamente el único país productor de mango en Europa (además de Portugal y las zonas de ultramar francesas). Y dentro de España, Málaga es la mayor productora de esta fruta tropical. Según la Junta de Andalucía, el 97% de la superficie plantada en Andalucía, que ronda las 4.000 hectáreas, corresponde a la provincia de Málaga y el resto a la de Granada, por lo que cualquier posible plaga procedente de otros orígenes puede ser un grave problema para el sector en la provincia, que la pasada campaña alcanzó una cosecha récord de 36.000 toneladas.

En este sentido, Asaja Málaga lleva tiempo exigiendo en Bruselas ante la Comisión Europea un mayor control fitosanitario en fruta de mango como consecuencia del gran número de detecciones procedente de terceros países. La demanda, según el presidente de la organización agraria en la provincia, Baldomero Bellido, ha sido escuchada.

La Unión Europea importa anualmente unas 360.000 toneladas de mango procedente de todas partes del mundo. A la entrada en la UE se hacen controles para buscar organismos nocivos no europeos en la fruta de importación, pero a partir de ahora se van a incrementar.

El fruto del mango, según Asaja, es el segundo producto (detrás del pimiento) con más intercepciones a la entrada en la UE. En 2017 (último con estadísticas de la Comisión) se detectaron 178 detecciones de organismos nocivos en fruta de mango procedente de terceros países. De ellas 149 fueron detecciones de moscas de la fruta, que son las que se pretende controlar aún más por parte de la UE.

Estas detecciones fueron de fruta de los siguientes países: República Dominicana, Costa de Marfil, Senegal, Mali, Burkina Faso, Camerún, Colombia, Perú, Brasil y Guinea. Costa de Marfil (32), Senegal (26) y Mali (25) encabezan el ranking. El 14% de las detecciones procede de países americanos y el 86 % del continente africano, según ha informado Asaja.

Los nuevos requisitos entrarán en vigor a partir del 1 de septiembre de 2019 y es aplicable para todos los mangos frescos que lleguen a la Unión Europea. Esto ha sido posible gracias a la Directiva de ejecución 2019/523 de la Comisión, que modifica la Directiva 2000/29/CE del Consejo, publicada el pasado mes de marzo.

La Comisión Europea ha notificado ya a los países exportadores de mango hacia la UE esta nueva disposición. Hasta ahora, según Asaja, se requería que el país, área o parcela de producción de mango estuviera libre de mosca de la fruta y tratamientos hidrotérmicos. Ahora se añade un nuevo requisito, que no se observen signos de moscas en el lugar de producción y en sus inmediaciones desde el comienzo del último ciclo completo de vegetación, en inspecciones oficiales realizadas al menos una vez al mes durante los tres meses anteriores a la recolección, y que ninguno de los frutos cosechados en el lugar de producción muestre signos del organismo, siempre con un examen oficial. Esto implica una exhaustiva revisión parcela por parcela, para controlar la presencia de la plaga. Los terceros países deben notificar por escrito a la Comisión Europea su estado en relación con la mosca no europea por adelantado (estado de ausencia de la plaga del país, área o lugar de producción, o, alternativamente, el tratamiento efectivo realizado para garantizar libertad de esta plaga). Esta información también deberá figurar en el certificado fitosanitario.

Aunque es una muy buena noticia para la sanidad vegetal de nuestras plantaciones, desde Asaja Málaga se sigue demandando a la Comisión más medidas para evitar la implantación de nuevas plagas en la UE, que contemplen aspectos como registros previos, en origen, de explotaciones y operadores; auditorias fitosanitarias en origen e inspecciones en el puerto de salida, financiadas por el país exportador; creación de puntos de inspección fronteriza (PIF) especializados en mangos, sobre todo en los puertos de mayor entrada de mango, y creación de un cuerpo de inspectores, con la formación adecuada, y financiado por los propios países productores.

En 2018 Málaga alcanzó las 36.000 toneladas de producción, con una facturación de 30 millones de euros, un 16% más que en 2017. Por otra parte, España cada vez importa más mango de terceros países. En 2018 se importaron 53.500 toneladas, un 46% más que en 2014 con un valor de 85,27 millones de euros. (Promedio 1,6 euros/kg).

Fuente: diariosur.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *