Escribe para buscar

Frutas

Las heladas causan daños en unas 4.000 hectáreas de frutales

Comparte

Las declaraciones recibidas recientemente por Agroseguro proceden de la Región de Murcia, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón, Navarra, La Rioja y Extremadura y que han avanzado que ya han iniciado las labores de tasación. En concreto, los almendros son los que más daños han sufrido, con más de 6.000 hectáreas siniestradas, el 50 % de ellas situadas en la provincia de Albacete.

Las heladas también han afectado a unas 4.000 hectáreas de frutales, especialmente de la Región de Murcia, debido a las bajas temperaturas registradas desde la madrugada del 27 de marzo, y a otros de Albacete, Zaragoza, Comunidad Valenciana, Navarra y La Rioja.

Las tormentas acompañadas de pedrisco, que se han distribuido este fin de semana por toda la geografía española, han afectado, especialmente, a los frutales en Aragón y Extremadura.

Importantes pérdidas, según Asaja Castilla-La ManchaEl pasado 5 de abril, Asaja Castilla-La Mancha advertía de que las heladas de primavera están provocando daños en el almendro de la región en las principales zonas productoras.

Informaban de que la primera valoración de los técnicos de la organización arroja que las parcelas afectadas contemplan daños de entre el 80 y el cien por cien, lo que se traducirá en “importantes pérdidas económicas” para los agricultores afectados, ha lamentado.

En concreto, las consecuencias de las heladas de las últimas semanas en los almendros se han dejado notar sobre todo en las provincias de Albacete y Cuenca y en el municipio toledano de Los Yébenes.

Según Asaja, los días 28 y 29 de marzo se alcanzaron temperaturas mínimas que afectaron “de manera seria” al cultivo, y además ha indicado que las previsiones para este fin de semana no son mejores.

De hecho, ha incidido en que los daños podrían suponer una cosecha “un 70 % inferior a la de la última campaña”, aunque ha precisado que habrá que esperar unos días para poder estimar los efectos reales, tanto en variedades tempranas como en tardías.

Ante esta situación, Asaja ha pedido al Gobierno regional que haga las gestiones oportunas para que el Ministerio de Agricultura aplique la reducción de los módulos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los agricultores afectados.

De igual forma, ha solicitado que se revise y mejore el sistema de seguros agrarios porque aunque se trate de una herramienta útil, “todavía tiene muchas deficiencias que deben corregirse de manera inmediata”, ha resaltado.

En este sentido, ha explicado que los seguros ofrecen primas muy altas y coberturas de “dudosa asegurabilidad”, por lo que ha pedido que se adapten para que las condiciones, las tarifas o las indemnizaciones cubran las necesidades reales de los productores.

Rebaja de módulos y exención del IBI

Un día antes, el 4 de abril, el Gobierno de la Región de Murcia cifraba las pérdidas por las últimas heladas en 27,46 millones de euros, afectando sobre todo al albaricoque, melocotón, nectarina y almendro cultivado en la Comarca del Río Mula, el Noroeste y Alto Guadalentín.

Según la Administración regional, el Noroeste acumulaba pérdidas por valor de más de 10,7 millones de euros; la Comarca del Río Mula, más de 8,8 millones; el Altiplano más de 7,07 millones, y el Alto Guadalentín, 794.723 euros en daños.

Los cultivos más dañados han sido el de albaricoque en regadío, con 8.720 toneladas; el de melocotón, con 4.484; el de nectarina, con 1.491 y el de almendro en secano, con 1485 toneladas dañadas.

El cien por cien del albaricoque se ha perdido en Bullas, Caravaca de la Cruz, Cehegín y Moratalla; así como el cien por cien de melocotón en Mula y el 98 por ciento de la nectarina en Jumilla.

En relación a las superficies más afectadas destacan Mula con 5.160 hectáreas, Jumilla(2.968), Lorca (1.250), Caravaca de la Cruz (1.859), Yecla (850), Cehegín (840), Moratalla(716), Bullas (526) y Pliego (187 hectáreas).

El Ejecutivo murciano ha pedido ya al Ministerio de Agricultura que aplique la reducción de los módulos fiscales para las explotaciones y actividades agrarias afectadas y la disminución de los índices de rendimiento a efectos del IRPF y del IVA“, ha dicho.

En este sentido ha indicado que también se solicitará la exención de las cuotas del IBI de naturaleza rústica para las parcelas dañadas, así como la reducción del precio del gasoil agrícola y la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social de los afectados.

 

Fuente: Efeagro

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *