Escribe para buscar

Frutas

Listas de espera para comprar plantones de mangos y aguacates

Los viveristas de la provincia de Málaga se quedan sin existencias ante la creciente demanda por la alta rentabilidad de estos cultivos.

Comparte

Si tiene un terreno en el campo y esta mañana se ha despertado convencido de que su apuesta, por las características del suelo, clima y ubicación de la tierra, debe ser el mango y el aguacate, tómeselo con paciencia porque no podrá hacerlo de manera inmediata. Por mucho que acuda con el dinero en la mano para comprar los plantones, no será posible. Prepárese el cuerpo, porque no podrá convertir su parcela en una explotación tropical hasta dentro de un año, en el mejor de los casos. La razón es que los viveristas llevan tiempo sin plantones de ambas variedades, una carencia que exige ponerse a la cola y empezar por hacer la reserva correspondiente, aunque pensando en que no podrán facilitarle los árboles hasta dentro de un año o más.

La campaña de aguacate en Málaga está resultando mucho mejor de lo que se podía prever, con precios en el campo que han superado buena parte de la temporada los dos euros el kilo. De hecho, han llegado a alcanzar hasta los 2,50 euros.

El otro gran cultivo tropical de la provincia, el mango, no ha ido peor. La última campaña de 2014 superó la cifra récord de 20 millones de kilos, tres veces más que el año anterior. Aunque la temporada comenzó con una preocupante caída de los precios, la demanda de fruta en los mercados europeos favoreció que rebasaran el euro, en el caso de la variedad Osteen, y los dos euros el kilo de media, en el caso de Kent.

El buen comportamiento de los precios de ambas frutas tropicales y la crisis existente aún en sectores como la construcción está animado a numerosos propietarios de tierras, que hasta ahora permanecían abandonadas, a convertirlas en explotaciones de mangos o de aguacates, para intentar sacarle algún rendimiento económico. Ello ha acabado con las existencias de plantones en los viveros de la provincia.

Renovaciones

Además, hay explotaciones que están renovando su arboleda con criterios más profesionales que buscan obtener más productividad con la misma superficie. Se trata de los sistemas de cultivo intensivo, un modelo conlleva multiplicar como mínimo por tres el número de plantones por hectárea. Si en el cultivo convencional se plantan 357 árboles en una hectárea, en intensivo o alta densidad se elevan a unos mil.

Aunque todavía no son muchos los agricultores que están aplicando este tipo de marcos, ello también está incidiendo en el incremento de la demanda de plantones.

La realidad es que todas las empresas viveristas tienen listas de espera para servir las plantas de hasta un año e incluso más. Este es el caso de Viveros Brokaw España, radicada en Vélez y especializado en la producción de plantones de aguacates y mangos con destino no sólo al mercado malagueño, sino también a Europeo y el Norte de África.

«Las reservas que nos hacen ahora no podemos atenderlas hasta junio de 2016», explica el encargado de este vivero veleño (50% de capital americano y la otra mitad español), Antonio Guirado. Sólo este vivero produce cada año del orden de 150.000 plantones de aguacate y unos 100.000 de mangos.

Una situación similar se produce también en Vivero Canarias y en el resto de las empresas especializadas en la producción de plantones.

Para el secretario general de Asaja Málaga, Benjamín Faulí, la falta de plantones es fruto de la apuesta que los agricultores llevan tiempo realizando por este sector. «Las empresas viveristas de la zona cuenta con años de experiencias y gozan de un gran prestigio en el ámbito internacional, por lo que exportan parte de su producción a países como Portugal, Marruecos y Líbano.

Domingo Medina, perteneciente al comité técnico de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales, ya no son sólo Málaga o Granada las provincias que están apostando por el sector tropical, también lo están haciendo productores de Portugal, y de otras provincias como Valencia, en el Levante español, y Cádiz, en Andalucía.

Fuente: http://www.diariosur.es/

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *