Escribe para buscar

Frutas

Los productores de cítricos de Huelva se reúnen en Isla Cristina

El Centro de Innovación y Tecnología de la Pesca y de Transformación de Productos Pesqueros CIT Garum de Isla Cristina ha sido el lugar señalado para albergar durante la jornada de ayer el IV Encuentro de Citricultores de la provincia de Huelva, en el que se han dado cita más de 160 participantes inscritos entre productores de cítricos, ingenieros agrónomos, responsables de empresas auxiliares, universitarios y representantes de organizaciones hortofrutícolas provinciales, entre otros, con el fin de abordar temas de actualidad relacionados con el sector citrícola.

Comparte

Esta cuarta cita del sector citrícola onubense, organizada por la Diputación de Huelva -a través del Servicio de Investigación Agrícola y Ganadera- y la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva (ACPH) con la colaboración del Ayuntamiento de Isla Cristina, ha contado durante su inauguración con la participación del diputado de Territorio Inteligente, Salvador Gómez; el presidente de la ACPH, Lorenzo Reyes; el delegado provincial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Huelva, Álvaro Burgos; y el alcalde de Isla Cristina, Jenaro Orta.

Como ha indicado el diputado de Territorio Inteligente, Salvador Gómez, desde la institución provincial “estamos al lado de todos los sectores productivos de la provincia y hoy tenemos la mirada puesta en el sector de los cítricos gracias a la celebración de este cuarto encuentro, que vuelve a tener una gran aceptación por parte del sector citrícola onubense, como ya sucediera en las tres anteriores citas celebradas en Cartaya, Gibraleón y San Bartolomé de la Torre”.

Para el diputado de Territorio Inteligente “nuestro deseo es que este encuentro se consolide como un foro de participación imprescindible y necesario en el que todas las personas vinculadas al mundo de los cítricos puedan compartir sus experiencias y conocer de primera mano la actualidad de los mercados, las innovaciones, la tecnología de última generación y los resultados en materia de investigación en citricultura”.

Más de 160 participantes se han inscrito al Encuentro.

Gómez ha señalado que el sector de la citricultura alcanza año tras año un mayor protagonismo en nuestra provincia y en nuestra economía, como así lo reflejan las cifras en materia de producción, empleo y riqueza, avaladas por las casi 19.000 ha, una producción aproximada de 500.000 tn, un valor de la misma de aproximadamente 400 millones de euros y los más de 700.000 jornales generados a lo largo de todo el año.

Por su parte, el delegado de Agricultura, Álvaro Burgos, ha recordado que “Huelva es la segunda provincia andaluza en producción de cítricos, solo por detrás de Sevilla, y eso es en parte a la buena práctica de los agricultores, a ese potencial que supone la diversificación y a la ayuda que desde las administraciones estamos tratando de prestar al sector”. Para Burgos, “la agricultura es el gran bastión económico de la provincia y los cítricos, junto a los frutos rojos, sostienen la bandera de este desarrollo, que es un desarrollo sostenible”.

Para el alcalde de Isla Cristina, Jenaro Orta, ha señalado que “los isleños estamos de enhorabuena por dar acogida a este foro con el que se pretende poner en común la apuesta de agricultores, empresarios y demás representantes del sector citrícola”. Como ha recordado Orta, “Isla Cristina es un pueblo de acogida y estamos encantados de que tanto Diputación como la ACPH nos haya elegido para ser sede de este encuentro”.

Lorenzo Reyes, presidente de la ACPH, ha indicado que la calidad de los tres ponentes que participan en este cuarto encuentro “está a la altura de la calidad y profesionalidad del cultivo de los cítricos de Huelva, en el que los productores son pioneros en tecnología y la mandarina de Huelva es la embajadora que abre los mercados europeos de cítricos tempranos”.

Las ponencias

Durante la jornada se han impartido tres ponencias. La primera de ella ha versado sobre ‘Organizaciones de productores (maximizando ventajas para los productores)’  a cargo del ingeniero agrónomo José Miguel Ferrer Arranz.

José Miguel Ferrer Arranz.

Ferrer inició su charla señalando que las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) sólo controlan el 41% de la comercialización citrícola en España (unos 12 millones de toneladas) y que la mayoría de las 555 reconocidas en este país dentro del sector hortofrutícola tienen un tamaño pequeño «para las funciones que tienen que desarrollar a nivel de negocios y en cuanto a ventas directas con compradores muy potentes».

En cuanto al tamaño de las OPFH, el experto ha señalado que el 90% estaba integradas menos de 500 socios y que la mayoría (41%) venden menos de 5 millones de euros. Sólo el 7% de las organizaciones de productores facturaban más de 100 millones de euros al año. En este sentido, ha precisado que la media española de facturación rondaba los 11 millones de euros mientras que la media europea llegaba hasta los 13.

José Miguel Ferrer ha asegurado que es necesario realizar algunos «retoques» en la normativa que regula las OPFH para que estas organizaciones sean atractivas para los agricultores y productores». Sobre todo porque se ha constatado que «las OPFH no dan mejores resultados que otras alternativas comerciales y que las ayudas activas de los Programas Operativos de la UE no son significativas, porque no llegan al 5%».

Además, ha comentado que al no representar al 50% de los productores citrícolas «no son efectivas las medidas que se aplican para regular la oferta en los mercados, porque en la última campaña se podían retirar 150.000 toneladas y al final sólo se retiraron 60.000».

Queda hueco en el mercado para las mandarinas

Por su parte, la directora general del Comité de Gestión de Cítricos, Inmaculada Sanfeliú Felui, ha iniciado su ponencia, titulada ‘Retos futuros para el sector citrícola español’, reconociendo que España había hechos los deberes en esta parcela agrícola, al ser el líder mundial en comercialización en fresco. Prueba de ello, son los 8 millones de toneladas que se contabilizaron la pasada campaña, que supuso un récord en producción dentro de la citricultura española, y los cerca de 4 millones de toneladas que se exportaron.

Lorenzo Reyes e Inmaculada Sanfeliú.

No obstante, ha reconocido que de cara a la nueva campaña, y según los datos recogidos en el aforo presentado por el Ministerio de Agricultura, la producción final se situará en torno a los 6 millones de toneladas (6.110.000 tn), al registrarse un retroceso del 24% en las mandarinas, del 35% en las clemenules y de un 22% en las naranjas, y a nivel de exportación se superarán los 3,6 millones de toneladas.

Sanfeliú ha comentado que uno de los hándicap más importante que tiene el sector citrícola español es el elevado coste salarial que soporta: «uno de los más elevados del mundo (13/hora), mientras que en Egipto se paga 5 euros/día». También ha reconocido que el cambio climático está provocando que los periodos de comercialización se recorten y que por lo tanto se incremente la oferta, así como ha sugerido que es tremendamente necesario «que la fruta tenga un precio de origen establecido para defender su destino».

La responsable del Comité de Gestión de Cítricos se ha mostrado convencida de que «aún queda hueco en el mercado para las mandarinas» y ha señalado que para contrarrestar la oferta citrícola que está llegando a la UE de terceros países (como Sudáfrica, Marruecos, Egipto, Israel y Turquía), y que está provocando al solapamiento de fruta en los mercados, es necesario «abrir nuevos mercados, ofrecer cítricos de calidad en la segunda parte de la campaña, potenciar la comercialización de los zumos frescos de calidad  así como solicitar la aplicación de más controles fitosanitarios y la obligatoriedad de los tratamientos de frío de la fruta en origen para preservar la sanidad vegetal de los cítricos españoles».

Nuevas variedades

Por último, Francisco Llaster Brau, director técnico de la Agrupación de Viveristas de Agrios (AVASA), durante su ponencia, que ha estado centrada en presentar nuevas alternativas varietales para la citricultura de Huelva, ha reconocido que la nueva amenaza para el sector es la presencia a menos de 200 kilómetros de Huelva de la enfermedad del Huanglongbing (HLB). En este sentido, tras señalar que «no le extraña que el vector que transmite esta playa ya se encuentre en España», ha dicho que la línea a seguir para evitar su entrada y sus devastadores efectos «es incrementar los controles fitosanitarios, utilizar plantones certificados y mejorar la oferta varietal».

Francisco Llaster Brau.

Llaster, tras indicar que el 90% de las variedades que el sector citrícola utilizará en un futuro cercano serán protegidas, ha recalcado que lo mejor que pueden hacer los citricultores para seguir siendo competitivos es apostar por la innovación, por la tecnología y las nuevas variedades.

A este respecto, ha presentado las características de las nuevas variedades obtenidas por AVASA, como ‘Murina’, ‘Mandanova’ y ‘Andes 1’, así como dentro del programa de híbridos triploides, realizado con el IVIA, ha adelantado los buenos resultados en las catas de las siguientes variedades todas ellas resistentes a la alternaria: Tania (P) 46, 47, 48 y 49 (P), y Pri-57, 87 y 88.

 

Fuente: Agrodiario Huelva

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *