Escribe para buscar

Empresa

Nuevas soluciones para kiwis, cerezas y frutos pequeños

Arrigoni presenta PROTECTA ULTRA®, un escudo protector multifuncional que, de modo completamente ecológico, asegura el buen resultado de la cosecha y garantiza la calidad de la fruta.

Comparte

Las producciones de cerezas, kiwis, frutas del bosque u otras drupas están entre las más complejas porque, además de los ataques de insectos y volátiles, están sujetas al riesgo de rajarse y pudrirse, hecho que puede darse sobre todo en condiciones de precipitaciones excesivas y de imprevisibilidad meteorológica en el período de maduración.

La prueba de que los profesionales de la agricultura deben tomar muy en serio los cambios climáticos que se están dando ha sido este último verano en el hemisferio austral, donde tras alcanzarse temperaturas récord (es el caso de Australia) se registraron lluvias de volumen excepcional, que provocaron inundaciones calificadas por las autoridades locales como fenómenos “sin precedentes”, en particular en el estado de Queensland.

Arrigoni, empresa líder en el ámbito mundial en la proyección y la fabricación de materiales agrotextiles para la agricultura, ha desarrollado soluciones ecosostenibles capaces de contener de manera eficiente posibles daños debidos a condiciones meteorológicas adversas, así como de proteger frente a insectos nocivos. La más importante de estas soluciones es el nuevo escudo, aún más eficaz, PROTECTA ULTRA®.

Este novedoso sistema de cobertura se presenta como un escudo protector multifuncional, que asegura el buen resultado de la cosecha y garantiza la calidad de la fruta.

“Este innovador escudo —explica Milena Poledica, agrónoma de Arrigoni— desempeña una función antilluvia y al mismo tiempo protege frente al granizo, el viento y las heladas”.

PROTECTA ULTRA®, en efecto, presenta una densa trama de monohilo ARLENE DIAMOND® de elevada tenacidad y, como tal, resistente al granizo. La peculiar geometría romboidal del monohilo DIAMOND reduce la medida de los orificios de la malla del escudo, mejorando significativamente el control de la lluvia, sin dificultar la circulación del aire. El tejido de monohilo se ve enriquecido con aditivos especiales que incrementan la duración del escudo más de tres veces (ciento veinte meses) con respecto a la tradicional película plástica (treinta y seis meses). Esta mayor durabilidad de los sistemas antilluvia, asociados a las protecciones antiinsecto, reduce los costes de producción: la substitución de las películas plásticas es una operación costosa, que además requiere un considerable dispendio de tiempo para la instalación, la colocación, la puesta en tensión, etc. La porosidad del escudo aumenta la ventilación y el paso del aire, contribuyendo de este modo a eliminar rápidamente la humedad en las áreas protegidas. Paralelamente, esta porosidad, unida al tipo de instalación, contribuye a garantizar una excelente estabilidad frente al viento.

Si se instala correctamente, PROTECTA ULTRA® está en condiciones de ofrecer un elevado control de las precipitaciones (hasta el 95%), pues la trama del escudo, al ser extraordinariamente densa, detiene las gotas de lluvia; además, al material se le aplica un aditivo deslizante especial que facilita que el agua resbale sobre la superficie del tejido, aun cuando se den precipitaciones intensas (60 mm/h). El moderado factor de sombreo y el efecto difusivo de la luz del tejido de monohilo garantizan una iluminación no agresiva que protege los cultivos de las quemaduras e influye positivamente en el grado de maduración, la homogeneidad del color y el sabor del fruto.

Para los cultivos ubicados en territorios de climas más cálidos, en cambio, Arrigoni propone el escudo PROTECTA GREY® con trama de monohilo negro y con un factor de sombreo del 40% o superior.

El sistema antilluvia PROTECTA® se puede complementar en los lados con varios tipos de escudos BIORETE®, que impiden el ataque de los insectos nocivos, evitando de esta forma daños en los cultivos. La nueva línea de escudos antiinsecto BIORETE AIR PLUS® aumenta el flujo de aire mejorando las condiciones de los cultivos.

Las innovadoras soluciones tecnológicas de la empresa ARRIGONI se adaptan perfectamente a las necesidades particulares de cada tipo de productor, mejorando el rendimiento de plantaciones y huertos frutales y reduciendo los costes de producción.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *