Escribe para buscar

Hortalizas

Ofrecer el mayor grado de seguridad, un gran reto para CASI

La cooperativa almeriense cuenta con un Plan de Contingencia contra el COVID-19 que está contribuyendo al correcto funcionamiento de la actividad.

Comparte

La cooperativa CASI comenzó a implementar medidas desde el pasado 26 de febrero, adelantándose a los acontecimientos. En primer lugar, se centraron en garantizar todo aquello que afectaba al transporte de sus productos, suprimieron a su vez las visitas e incrementaron las medidas de higiene y protección. La semana pasada dieron forma a su Plan de Contingencia contra COVID-19, que es un “documento vivo” que les permite afrontar la situación actual. “Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano y hasta el momento las medidas están funcionando”, comentan desde la firma.

En primer lugar, prohíben el acceso a sus instalaciones a toda aquella persona que no resulte imprescindible para el día a día, desde socios a empleados, clientes y proveedores. “El acceso sólo puede realizarse con guantes y mascarillas en casos justificados”, comentan. Además, han promovido el teletrabajo en las tareas que lo permiten y, por supuesto, se han intensificado las tareas de limpieza y desinfección, y eliminado los puntos críticos de contagio como fuentes de agua. En esta línea, han cerrado las cafeterías y los comedores para el personal, a la vez que se han prohibido las concentraciones de personas. Asimismo, se han establecido distancias de seguridad y se están instalando mamparas de protección. “Tenemos especial cuidado con los procesos de carga y descarga”, añaden.

“El ritmo de trabajo hoy por hoy es alto, porque la demanda es así en estos momentos”, corroboran, a la espera de que, conforme pasen los días, la situación vaya volviendo a la normalidad.

Aunque hay algunas bajas, son mínimas y el personal está incorporado a sus puestos, bien presencialmente o en teletrabajo. Y en los almacenes de confección la situación es de normalidad.

Desde la cooperativa declaran: “La situación de crisis es un reto para todos. Hemos primado la seguridad en los centros de CASI para a su vez ofrecérsela a su vez a nuestros empleados, socios y clientes, de ahí que hayamos implementado medidas tan restrictivas. Por otro lado, tenemos un fuerte compromiso con la sociedad para abastecerla de alimentos frescos en este periodo de dificultades para el conjunto de la población”.

Cierre de fronteras

Por el momento, las informaciones van en el sentido de garantizar el transporte de alimentos. Aunque llegaran a cerrarse las fronteras, son productos de primera necesidad, ya que son vitales para la población. Los establecimientos de alimentación permanecen abiertos y funcionando con una alta demanda.

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *