Escribe para buscar

Sin foto

¿Por qué desperdiciamos más alimentos en verano?

El desperdicio de alimentos en los hogares se dispara hasta el 10,7% en los meses estivales.

Comparte

Los hogares españoles desperdiciaron durante el período primavera/verano de 2018 hasta un 10,7% más de alimentos que los que desecharon en la temporada previa de otoño/invierno, según los datos del último “Panel de cuantificación del desperdicio alimentario en los hogares” elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En concreto, los españoles tiraron durante la primavera y verano de 2018 un total de hasta 667,7 millones kilogramos de alimentos, lo que supuso unos 64,5 millones de kilogramos más de alimentos desperdiciados que los que se tiraron entre otoño e invierno de 2018 en el que la cifra de desperdicio llegó a los 603,2 millones de kilogramo.

Desde Too Good To Go, la app que lucha contra el desperdicio de alimentos, señalan al calor y a las vacaciones como principales responsables de este incremento del despilfarro. “Las elevadas temperaturas de esta época del año son un factor importante que perjudica a la correcta conservación de los productos, sobre todo los frescos, que se estropean mucho más rápido por ser más sensibles al calor. Si a ello le sumamos la falta de planificación y la ausencia en casa durante varias semanas por las vacaciones, todo aquello que no haya sido consumido previamente ni almacenado o conservado adecuadamente, lo más probable es que a la vuelta ya no esté en su mejor estado para ser consumido y tendrá que ser descartado”, comenta Oriol Reull, director de esta app en España.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el Mapa, lo que más se desperdicia durante esta época del año son los alimentos que no han sido utilizados, representando un 85,4% del total, es decir, más de 570,3 millones de kilogramos de alimentos que tal y como se compraron se fueron directos a la basura. Mientras que el volumen de desperdicio procedentes de productos elaborados o cocinados alcanzó los 97,4 millones de kilogramos, un 14,5% del total.

Desde Too Good To Go alertan que “tirar comida no solo supone desechar el alimento en cuestión y la pérdida de dinero, sino que también tiene su impacto sobre el medio ambiente. El desperdicio de alimentos supone en la actualidad un 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y con el aumento del desperdicio en verano estamos ayudando a agravar aún más el problema contribuyendo de manera individual en el cambio climático”.

 

Fuente: Financial Food

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *