Escribe para buscar

Hortalizas

“Sin el agua suficiente, la mayoría de plantaciones de aguacate morirán”

La Junta de Andalucía ha decidido aplicar un nuevo recorte a la dotación de agua para regar las explotaciones de la Axarquía con agua del embalse de La Viñuela, el segundo en apenas cuatro meses.

Comparte
aguacate

«La situación es crítica y trágica a la vez, porque sin agua para la agricultura esta comarca solo puede esperar la ruina». Así de rotundo se ha pronunciado el director gerente de Trops, Enrique Colilles, tras la decisión de la Junta de Andalucía de aplicar un nuevo recorte a la dotación de agua para regar las explotaciones de la Axarquía con agua del embalse de La Viñuela, el segundo que se produce en apenas cuatro meses y que supone reducir casi a la mitad las asignaciones realizadas a las comunidades regantes respecto al pasado año hidrológico.

El recorte, que ha sido comunicado a las comunidades de regantes a través de una carta y sin opción al dialogo y la negociación previa, supone pasar de los 3.003 metros cúbicos por hectárea y año establecidos para el primer trimestres del año hidrológico 2019-2020 (esta dotación ya supuso un rebaja del 25 por ciento respeto a los 4.000 metros cúbicos por hectárea y año fijados para el año hidrológico 2018-2019), a apenas 2.200 metros cúbicos, según las comunidades de regantes. Esta dotación permanecerá vigente durante los meses de febrero, marzo y abril.

«Los 2.200 metros cúbicos de dotación no son suficientes, lo que significa que la mayoría de las plantaciones de aguacate morirán. Muchos agricultores tendrán que decidir si lo dejan perder todo o cortan la mitad de sus aguacates para salvar la otra mitad. Con este agua los árboles no pueden vivir, se secarán», ha advertido el presidente de la Asociación Española de Tropicales, Javier Braun, que ha avanzado que el sector no se quedará quieto viendo como se secan los árboles y a las administraciones, tanto andaluza como nacional, sin hacer nada para evitarlo.

Para el gerente del grupo Reyes Gutiérrez, Juan Antonio Reyes, una de las grandes empresas comercializadoras de frutas tropicales a nivel nacional, ante esta situación el Gobierno de España y la Junta de Andalucía no «nos dejan otra opción que movilizarnos, tanto agricultores como empresas. La agricultura depende del agua. Somos muchas las familias que vivimos de este sector en la Axarquía. Aquí es la agricultura el verdadero motor de la economía, y si las administraciones no hacen nada estarán condenando a la pobreza a esta comarca».

Según Colilles, con este recorte se está provocando un daño irreparable. «La solución no está en recortar el agua, sino en hacer infraestructuras para garantizar el recurso y con ello la riqueza y el empleo de la zona. La administración debe saber que sin agua no tenemos futuro», ha dicho Colilles.

 

Fuente: Diario Sur

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *