Ed.137. Junio 2018 / Melón y Sandía

“El precio del ecológico se está equiparando al convencional”. BIOTEC FAMILY

Por ello, Biotec Family tiene claro que el reto está en diferenciarse mejorando el servicio al cliente y la calidad de productos como su sandía mini, que comercializa con la marca Family Organics.

Autor: Isabel Fernández

Biotec Family

ANTONIO JESÚS DÍAZ, responsable comercial y de Marketing de Biotec Family.

El consumo de alimentos ecológicos está creciendo año tras año impulsado en buena medida por el aumento de su oferta. Esto que a todos nos resulta tan positivo tiene, sin embargo, consecuencias que no lo son tanto para los productores y comercializadores de frutas y hortalizas bio, que ven cómo esta mayor disponibilidad de producto está repercutiendo de forma negativa en sus precios, cada vez más similares a los del convencional.

Pero eso no significa, ni mucho menos, que las exigencias de las cadenas de distribución y de los propios consumidores se hayan flexibilizado, todo lo contrario. “Los clientes son cada vez más exigentes con la calidad y, además, el hecho de que el ecológico se esté introduciendo en las cadenas de supermercados está haciendo que estas también sean más estrictas en aspectos como el calibre”, nos comenta Antonio Jesús Díaz, responsable comercial y de Marketing de Biotec Family.

En este difícil contexto, la empresa almeriense se mantiene fiel a sus principios: mejorar el servicio y la calidad. “No queremos aumentar nuestra producción descuidando ambas cuestiones” y, por ello, en el caso de la sandía, sólo prevén incrementar su volumen entre un 5%-10% esta campaña, hasta los 3 millones de kilos, todos ellos de sandía mini, la más demandada en los mercados ecológicos.

Para garantizar esa calidad, Biotec Family lleva a cabo estrictos controles que comienzan en las fincas de cada uno de sus 50 agricultores y terminan una vez el producto sale de sus instalaciones. Asimismo, la empresa trabaja continuamente en la búsqueda de nuevas variedades adaptadas a este mercado tan complejo, en el que es difícil, incluso, introducir productos menos habituales como puede ser una sandía amarilla. En cualquier caso, no cesan en su empeño y, este año, a Bibo y Premium F1, variedades que cultivan habitualmente, han sumado Ocelot.

Un buen inicio
Biotec Family comenzó a recolectar sus primeras sandías mini en los últimos días de abril y prevé concluir su campaña a finales de agosto. Para ello, ha sido necesario un importante trabajo de planificación, de modo que las producciones sean escalonadas y “podamos ofrecer un suministro constante a nuestros clientes”, explica Antonio Jesús Díaz, para quien todo apunta que, de momento, esta puede ser una buena campaña.

Deja un comentario