Ed. Fruit Logistica 2019 / Opinión del sector

Gestionar la crisis mientras llegan las soluciones

Joaquín Gómez, Presidente de Apoexpa.

El sector de la fruta de hueso enfila 2019 con incertidumbres fundamentales como el Brexit y el veto ruso después de una campaña caracterizada por una disminución de la producción del 25% por las heladas de febrero del pasado año. Con respecto al primer reto, el Reino Unido es el consumidor del 30% de nuestras frutas y casi el 50% de la uva de mesa. A nadie se le escapa que una salida abrupta de la Unión Europea trastocaría la próxima campaña. La continua devaluación de la libra esterlina en los dos últimos años ya es prueba suficiente.

En cuanto al veto ruso, jamás un sector ha pagado directamente de manera tan rotunda las decisiones geopolíticas que le transcienden. Parece que la lejanía en el tiempo ha hecho olvidar la amputación tan catastrófica del mercado no comunitario más importante para las frutas españolas. La apertura y consolidación de nuevos mercados, en lo que se está trabajando intensamente, es un proceso lento y complicado en cuanto a la logística que tardará años en consolidarse.

Ante este escenario el sector se ha de preparar con mecanismos de gestión de crisis que atenúen las posibles caídas de precios. Los pequeños aumentos de volúmenes en los mercados ya sabemos que desencadenan caídas de precios muy intensas. Hasta ahora, los intentos de concentrar la oferta en fruta de hueso no han tenido éxito y habrá que explorar en el futuro nuevas fórmulas que pasan necesariamente por la innovación y por el aumento en tamaño de las unidades productoras.

“ El sector debe seguir ganando dimensión y afrontar mecanismos de gestión de crisis para atenuar las posibles caídas de precios

La precocidad y la renovación varietal son factores competitivos de la Región de Murcia, que se sitúa como el actor fundamental de la exportación de frutas de hueso españolas desde el mes de abril hasta finales de Junio. El fuerte aumento del consumo y producción de paraguayos requiere un tratamiento individualizado de este producto que en gran parte está fagocitando al melocotón por sus indudables cualidades organolépticas y de conservación. Sería necesario un esfuerzo promocional del paraguayo a nivel comunitario, sus cualidades aseguran un aumento del consumo.

Tenemos que tener en cuenta todos estos factores para conseguir una campaña ordenada donde los picos de producción no arrastren los precios de forma permanente. Estar preparado para las exigencias del mercado, con disponibilidad, calidad y precio, nos permite ver el año 2019 con optimismo para poder mantener la renta de los agricultores.

Deja un comentario