Escribe para buscar

“GLOBALG.A.P. no es solo una certificación de calidad”

Perú acogerá del 5 al 7 de noviembre la GLOBALG.A.P. Summit, un evento que reunirá a más de 450 profesionales para abordar los desafíos a los que se enfrenta este sector y que inaugurará el presidente de este país, Martín Vizcarra.

Comparte
GlobalGAP

Esta es la primera vez que la GLOBALG.A.P. Summit se celebra en Latinoamérica y, en concreto, en Pe-rú. ¿Por qué este cambio de escenario?
Esta conferencia se organiza cada dos años. Siempre se había celebrado en Europa hasta que, en 2014, nos fuimos a Abu Dabi. Tratamos de acercarnos a los distintos mercados y, en el caso de Latinoamérica, países como Chile, Colombia y, cómo no, Perú, están creciendo muchísimo.

¿Qué objetivos se han marcado para esta edición?
Nuestro principal objetivo es abordar los desafíos a los que se enfrenta toda la industria, desde el productor a los compradores, supermercados, fabricantes de alimentos…, y que pasan por abastecer a una población mundial creciente con unos recursos cada vez más limitados. En este contexto, la tecnología tendrá que jugar, y ya está jugando, un papel fundamental. Junto a esto, tenemos que seguir afrontando problemas como las alertas sanitarias que aún generan muchos países o las condiciones laborales de los trabajadores en otros. Como ve, son muchos los desafíos y este es un foro que reúne a toda la industria a nivel internacional para tratar juntos estos temas.

¿Qué destacaría de las ponencias?
Contaremos con ponentes como la especialista en comercio minorista de McKinsey, la consultora de estrategia más importante del mundo, o el CEO de Spinneys, supermercado de Emiratos Árabes. Además, este año, por primera vez, vamos a organizar Global Trade Sessions, sesiones enfocadas 100% a temas comerciales, como el mercado asiático o el impacto del comercio electrónico en el sector retailer. Así, queremos demostrar que el sistema GLOBALG.A.P. es parte de la estrategia de aprovisionamiento de la industria alimentaria y que no solo afecta a la calidad, sino también a las ventas, a la estrategia de la propia empresa, convirtiéndose en una herramienta para potenciar la marca y la reputación de la compañía, y que está muy relacionado con la sostenibilidad.

‘Creando oportunidades para alimentos y flores producidos responsablemente’ es el eslogan que se puede leer en la web de la conferencia. ¿Cuáles son exactamente?
GLOBALG.A.P. siempre ha sido y sigue siendo una empresa con grandes contenidos científicos y técnicos que desarrollan nuestros estándares, pero, desde hace años, hemos centrado todos los esfuerzos en lograr también oportunidades de negocio para los productores que trabajan de una forma responsable que han implantado nuestro sistema. En este sentido, a finales de agosto, firmamos un convenio con la asociación que agrupa a las 32 cadenas de supermercados locales de China, de modo que se convierte en miembro de GLOBALG.A.P. para utilizar nuestro sistema en el aprovisionamiento local. Con ello, abrimos las puertas a productores de fuera de China que quieran vender en esos supermercados locales. También hemos firmado un acuerdo con el Comité de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por el cual GLOBALG.A.P. se convierte en el estándar para la importación de productos y, hace dos años, alcanzamos otro acuerdo con Tmall, el supermercado online de Alibaba, que les va a permitir importar productos certificados GLOBALG.A.P.

¿Cuál son los principales problemas que encuentran los exportadores en el mercado asiático?
El principal desafío es tener los recursos humanos, el conocimiento y la experiencia para desarrollar relaciones en mercados que tienen, incluso, una cultura distinta. Hablamos del mercado asiático como si fuese uno y, sin embargo, indios, tailandeses, vietnamitas… trabajan de forma distinta, con lo cual hay que analizar cada uno de ellos, entender cómo funcionan las relaciones comerciales y empezar a desarrollarlas. Además, hay que estar preparados y saber qué riesgos se está dispuesto a asumir. Luego, cómo no, hay que acceder a los contactos correctos.

Por último, ¿qué impacto puede tener en los proveedores hortofrutícolas el comercio online?
El impacto en un lugar como China, por ejemplo, es enorme. En las ciudades grandes tienen tantos problemas con el tráfico, que la gente o no tiene tiempo o no tiene coche, con lo cual las compras online de productos frescos ya se han consolidado.
Tanto es así que, por ejemplo, Alibaba está realizando operaciones comerciales directamente con productores de manzanas de Estados Unidos para servir al mercado chino; así, cuando un consumidor hace su compra a través de la plataforma de e-commerce, se pone en marcha toda la logística. Ese es otro de los desafíos: desarrollar una logística adaptada a las nuevas formas de consumo.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *