Ed. Fruit Logistica 2018 / Cítricos

Con la vista puesta en los nuevos mercados. GENERAL CÍTRICOS

Consolidada Europa, es el momento de abordar con fuerza terceros países: EE.UU se desinfla por un protocolo demasiado exigente, nos queda Canadá y Asia. ¿Sabemos cómo conquistarlos?

Autor: Marga López

cítricos

La publicación de los aforos se ha convertido en uno de los momentos más esperamos por el sector citrícola español. Conocer qué producción habrá y, sobre todo, la reacción de toda la cadena de valor ante esos datos, marca en cierto modo el propio devenir de sus campañas, aunque al final del ejercicio, como nos recuerdan desde el Comité de Gestión de Cítricos, cuando se hacen números, “ni había tanta merma o superproducción, ni los mercados se han quedado desabastecido o saturados”.

Esto parece ser que es lo que está ocurriendo en esta campaña. Allá por el mes de septiembre, muchos se echaron las manos a la cabeza con los datos que hacía pública la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana, que apuntaban una merma del 20% (3.143.984 Tn). Sin embargo, fuentes consultadas para la elaboración de este reportaje nos han confirmado que si bien es cierto que ese descenso en la producción valenciana es real, el nivel de aprovechamiento de la fruta está siendo mucho más elevado, por lo que al final de campaña podríamos tener un mayor volumen comercializado, y exportado, y sobre todo, y lo que es más importante, una mejor rentabilidad para el sector.

En cuanto al resto de las regiones productoras, en Andalucía se confirma una producción muy similar a la de otros años (2.018.048 Tn), no así en Murcia, donde se registra un ligero descenso (863.500 Tn, -2%).

Exportaciones

Otra cuestión será el comportamiento de las exportaciones. Aún sin datos concretos sobre el volumen comercializado fuera de nuestras fronteras en esta primera parte de la campaña, el sector se muestra optimista, con una demanda en alza, a pesar de haber entrado tarde en buenos niveles de consumo por las altas temperaturas registradas hasta bien entrado el otoño. Una tónica que se viene repitiendo con demasiada frecuencia.

La falta de agua también ha sido una preocupación de los productores y sus consecuencias sobre el calibre de la fruta en esta campaña, y lo que es aun más alarmante, sus efectos en la arboleda de cara a las próximas campañas.

EEU.UU, más simbólico que real

Según la Unió de Llauradors, las exportaciones extracomunitarias solo suponen el 6% del total comercializado fuera de nuestras fronteras, mientras que el 94% restante llega al mercado comunitario, más atractivo por presentar menores costes de transporte. Sin embargo, la presencia en terceros países es importante porque vienen a descongestionar el mercado europeo, y sobre todo, “dan prestigio”. Así lo considera Francisco Javier Pastor, coordinador de la campaña de exportación de naranjas a EE.UU. por parte del MAPAMA. “Ese país es el segundo productor de cítricos del mundo, si España es capaz de vender naranjas a sus consumidores, gana visibilidad y muestra su capacidad”. Por tanto, EE.UU. tiene una importancia más simbólica que real, pues las exportaciones han bajado de forma continua en los últimos años, pasando de las 60.000 Tn en 2011 a las 24.000 Tn en la campaña pasada (Soivre).

Mientras el mercado estadounidense se desinfla debido a un protocolo demasiado exigente, crecen con fuerza otros destinos como Canadá o China. El primero ya se ha rendido a la calidad de las frutas españoles y el reciente acuerdo CETA favorecerá aún más esas exportaciones con un acuerdo más flexible y asumible; por su parte, el gigante asiático poco a poco va demandando nuestros cítricos y el Ministerio está plenamente convencido de que será un mercado de futuro: hemos pasado de las 12.000 Tn de exportadas en 2016 a las más de 18.000 Tn enviadas en los seis primeros meses de 2017.

¿Qué ofrecer a estos mercados?

Ginés Navarro, gerente de Hispagroup, empresa especializada en la exportación a la Europa del Este, cuenta con una incipiente línea de negocio en Asia y conoce bien las necesidades de estos mercados. “China es un país muy exigente en calidad, por lo que si queremos realmente abrirnos un hueco allí debemos ofrecer un producto premium”.

En resumen, en un sector maduro como es el citrícola, consolidado en Europa, fuerte y con estructuras bien establecidas, nos encontramos sin embargo mucho trabajo por hacer si queremos reproducir fuera del Viejo Continente el prestigio del que ahora aquí gozamos.

Rica oferta varietal

En los últimos años, hemos asistido a una presentación sin precedentes de numerosas variedades de naranjas, mandarinas y limones. Los obtentores han sido los primeros en detectar las carencias de este sector y ofrecen materiales con alto valor añadido para productores, comercializadores y consumidores.

112.122 Tn

Volumen exportado de naranjas entre enero y septiembre de 2017 fuera de la Europa comunitaria, un 18% más que el mismo periodo que 2016.

47%

En los seis primeros meses de 2017, España exportó a China 18.680 Tn de cítricos frente a las 12.660 Tn enviadas en todo 2016.

Deja un comentario