Ed.137. Junio 2018 / Melón y Sandía

Más sandía mini para abastecer a los países nórdicos. AGRÍCOLA NAVARRO DE HARO

La almeriense Agrícola Navarro de Haro ha trasladado a toda su producción de sandía los rigurosos controles de calidad de Fashion, lo que le ha permitido crecer y consolidarse con mayor rapidez en los mercados.

Autora: Isabel Fernández

La innovación en productos y su continuidad en los lineales son claves para que el consumo de sandía siga aumentando; si a esto le añadimos calidad, objetivo por el que trabajan empresas como Agrícola Navarro de Haro, la repetición de compra está asegurada. Pero no nos equivoquemos, esto no es fruto del trabajo de un día, sino de años, más de 18 en el caso de esta comercializadora almeriense, inmersa ya en una nueva campaña.

“Todo apunta a que el consumo seguirá aumentando y en ello ha tenido que ver el buen trabajo en selección de variedades y control de la calidad de los últimos años”, nos explica José Alonso Navarro, gerente de la firma, quien nos avanza que, para atender esa demanda, prevén comercializar en torno a 50.000 Tn, el 40% de sandía Fashion y, el resto, blanca sin semillas y mini, que llegan a los mercados bajo sus marcas Nadeha y Sansy.

“ Tienen producción en distintas zonas para garantizar el suministro de abril a octubre

Es, precisamente en mini, donde están centrando sus mayores esfuerzos actualmente y, de hecho, “estamos introduciendo nuevas variedades de este tipo de sandía, muy demandada en los países nórdicos, donde las unidades familiares son más pequeñas”. Y todo ello sin descuidar la calidad, la misma que consiguen en la sandía Fashion. Para ello, no solo realizan ensayos con distintos materiales buscando los que mejor se ajustan a sus exigencias y desechando el resto, sino que, además, “gracias a los rigurosos controles de Fashion, hemos mejorado la calidad de todas nuestras sandías, ya que aplicamos el mismo protocolo para todos los productos, se vayan a comercializar o no con esta marca”, comenta Navarro.

Suministro continuo
Agrícola Navarro de Haro comenzó su campaña de sandía el pasado mes de abril y la prolongará hasta octubre; para ello, la empresa cuenta con distintas zonas de producción por toda España y continúa buscando nuevas ubicaciones para sus cultivos, en función del clima y con el objetivo de fidelizar a sus clientes, con quienes, además, trabaja codo con codo para atender sus necesidades en temas como el packaging. “Les ofrecemos justo lo que necesitan”, insiste Navarro, para quien esta relación de confianza es la que les permitirá seguir escalando posiciones en un mercado tan competitivo como el de la sandía.

 

50.000 Tn
Volumen de sandía que prevén comercializar esta campaña.

Deja un comentario