Ed 140. Diciembre 2018 / Kaki

“Necesitamos nuevos protocolos de exportación”. ASOC. ESPAÑOLA DEL KAKI

Se habla de sobreoferta en el kaki, sin embargo, la demanda se encuentra en otros destinos a los que el sector exportador no puede acceder por falta de acuerdo político, según sostiene el presidente de la Asociación Española del Kaki, Pascual Prats Sánchez.

Autor: Alicia Lozano

kaki

Para esta campaña de kaki hay previsto un volumen de unos 240 millones de kg, un 40% menos de la producción esperada. El granizo y las heladas han sido los causantes de este reajuste que ha influido positivamente en los precios de la fruta en los mercados.

Pero no se trata de una campaña habitual, ya que en los últimos años la situación de sobreoferta en los mercados había llevado incluso al arranque de plantaciones por la falta de rentabilidad. Desde la Asociación Española del Kaki trabajan para frenar esta tendencia, ya que consideran que la demanda existe, pero necesitan establecer nuevos protocolos de exportación con países que están interesados en el consumo de esta fruta.

“China, Colombia, Egipto o la India son mercados potenciales para el kaki y el sector debe hacer fuerza para que la Administración actúe y facilite la comercialización”, puntualiza el nuevo presidente de la Asociación desde el pasado mes de marzo, Pascual Prats Sánchez.

Para esta campaña se espera un 40% menos de producción

Para ello, no solo la Asociación, que representa el 54% del sector productor valenciano del kaki, debe actuar, sino que debe hacerlo también junto a la Denominación de Origen, porque ambos suponen el 95% de la producción de kaki, como explica el presidente: “La asociación es muy útil para llevar a cabo acciones de promoción de forma conjunta, asistir a ferias, solicitar autorizaciones de fitosanitarios… pero debemos ir más allá y trabajar con la D.O. para tener mayor poder en la exportación, que es donde tenemos que poner el foco para que este sector tenga futuro, porque o creamos nuevos protocolos o nos veremos abocados a reducir la producción”, reitera el directivo.

Hay que tener en cuenta que es una fruta que mueve 400 millones de euros de facturación y no ha terminado de redireccionar el volumen que perdió con el veto ruso. Este año la merma en la producción parece haber salvado la campaña, pero llegarán de nuevo temporadas con sobreproducción y el sector es consciente de ello. “En dos años podemos llegar a alcanzar un volumen de 650 millones de kg de kaki, el doble de lo registrado este ejercicio, ¿y qué pasará entonces?”.

Deja un comentario