Ed. 138 Agosto 2018 / Tomate

“No podemos decepcionar al consumidor”. ADORA

En los últimos años, asistimos al auge de las marcas en distintos productos frescos como garantes de calidad y sabor, pero no cualquier hortaliza es susceptible de comercializarse bajo un sello diferenciador, sino solo aquellas que realmente aporten algo al mercado.

Adora

La repetición de compra es fundamental para lograr que cualquier producto se perpetúe en los lineales y, para conseguirla, hay que enganchar a un consumidor decepcionado con determinadas categorías de alimentos. Así podría describirse la situación que sufría hace años el tomate asurcado, reconocido y valorado por los consumidores pero que, cuando lo incluían en su cesta de la compra, no cumplía con sus expectativas, sobre todo de sabor.

Recuperar el valor añadido que tradicionalmente ha atesorado este tomate fue el objetivo que se marcaron en HM.CLAUSE cuando decidieron poner en marcha su proyecto ADORA, pero desde el principio tuvieron claro que no cualquier variedad les ayudaría a alcanzarlo. “Para lanzar una marca es fundamental contar con un producto que realmente aporte valor”, afirma Manuel Ferrer, responsable del proyecto, quien añade que, en el caso de ADORA, es un sabor y color diferenciados, además de su posibilidad de exportación.

“ Para lanzar una marca es fundamental contar con un producto que realmente aporte valor”

Para que iniciativas como ADORA lleguen a buen término es necesario contar con los mejores compañeros de viaje que, en el caso de HM.CLAUSE, seleccionaron concienzudamente, buscando empresas que diesen una gran importancia al know-how y con espíritu colaborador, ya que tendrían que trabajar juntas pese a ser competidores. A día de hoy, el tomate ADORA se ha introducido con éxito en Alemania, Holanda, Inglaterra o Suiza y, a partir de la próxima campaña, habrá una mayor disponibilidad también en España, donde los consumidores lo valoran y están dispuestos a pagar más por este tomate de calidad diferenciada.

Deja un comentario