Escribe para buscar

Productos de alta calidad en envases más sostenibles. SURBERRY

Surberry defiende las asociaciones entre productores y comercializadores en el sector y asegura que “el futuro está en el servicio”.

Comparte

Las cadenas son cada vez más exigentes porque hay más competencia y oferta mas estable durante el año, así que Surberry entiende que su papel de intermediario es hoy más necesario para garantizar un servicio que, a su juicio, “es el futuro del sector”. Así que refuerza su apuesta por los frutos rojos premium, respondiendo a la demanda de cada cliente, con embalajes sostenibles y toda la gama de berries 12 meses al año.

“Al principio enfocamos estos envases para el mercado francés, pero este año queremos hacerlo para el resto de mercados”, explica el gerente de la firma, Harold Huot. Esta decidida apuesta por la sostenibilidad se concreta en “menos material y reducción del impacto medioambiental, agrupando mucho más volumen de fruta en cada envase y aprovechando así el espacio para que seamos más eficientes”.

Surberry, como comercializadora, mantiene acuerdos con agricultores muy seleccionados en España, Francia, Portugal y Marruecos. “Cada vez estamos más involucrados con los productores para conocer sus necesidades y las de los consumidores”. En plena expansión, el pasado año la empresa creció en volumen del 30% al 40%, y espera seguir avanzando en esos porcentajes debido al incremento de la superficie propia.

Selección de variedades

La compañía crece en todos los países de Europa, Oriente Medio y Asia gracias sobre todo a su oferta estable en frambuesas y arándanos. Sobre este último producto, el gerente de Surberry opina que hay que buscar nuevas variedades porque “la mayoría se producen en el mismo tiempo provocando sobreproducciones puntuales”. A su juicio, la prioridad debe ser estabilizar los picos de demanda y producción para evitar que los precios se disparen o se hundan a causa de que las plantaciones y variedades están muy ajustadas a determinadas ventanas, una situación que también afecta a la frambuesa. La empresa está dentro del club de Planasa de las variedades Adelita y Lupita, “pero la clave es poder ofrecer a los productores varias opciones en función del clima o la época del año”.
En cuanto a su defensa del papel “necesario” de los intermediarios, a pesar de la tendencia del mercado de prescindir de ellos, Huot entiende que su trabajo “no es solo ofrecer producto en momentos puntuales de sobreproducción, porque los mercados están cambiando y pidiendo una oferta estable”, entonces deben dar fruta de calidad todo el año con una garantía de continuidad en suministro y servicios. La firma trabaja con supermercados, mayoristas y con el canal Horeca; el cliente puede encontrar fruta similar en otro lado, “pero el servicio y la respuesta que nosotros damos es uno de nuestros activos”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *