Ed. 132 Agosto 2017 / Varios

Un sistema integral de lavado que confiere larga vida al producto. CITROSOL

Citrocide® PLUS T, de Citrosol, evita el podrido en la poscosecha del tomate con su lavado higiénico y garantiza a su vez la seguridad alimentaria.

En 2013 Citrosol sorprendió al sector con sus sistema de lavado para pimiento Citrocide® PC P, y solo hace un año que la compañía valenciana de tecnologías poscosecha presentó también Citrocide PLUS® T  para tomate. De esta manera la firma  representa una aliada estratégica de las empresas de comercialización de hortalizas, sobre todo de los exportadores españoles que cada día tienen que responder a una creciente demanda de sus clientes finales en materia de calidad y seguridad alimentaria.

“Con nuestro sistema integral de lavado higiénico de tomates garantizamos la seguridad alimentaria de esta verdura”, subraya el Director General de Citrosol, Benito Orihuel, “además de controlar el podrido en su postcosecha y disminuir el consumo de agua en la lavadora”.

Efectividad del 100%

Citrosol llevó a cabo numerosos ensayos para evaluar su efectividad. Entre las conclusiones del estudio se pudo afirmar que no lavar el tomate no es una buena opción, como tampoco lo es hacerlo con agua. Los resultados en tests realizados en tarrinas de tomate cherry de 250 gramos (con 20-21 tomates en cada tarrina), fueron los siguientes: A 10º de temperatura, con una humedad relativa del 85% y transcurridos 6 días de almacenamiento el 8,3% de las tarrinas de cherry que habían sido lavadas con agua tenían uno o más frutos podridos; a esa misma temperatura en el mismo período de tiempo el 10% de las tarrinas que no habían sido lavadas tenían frutos podridos; mientras que a 10º durante 6 días las tarrinas lavadas con el sistema Citrocide Plus® T no presentaban ningún podrido.

El lavado más higiénico de tomates

El sistema Citrocide® PLUS T actúa inactivando de manera eficaz todo tipo de microorganismos, tanto aquellos que causan podrido en tomate como los patógenos potencialmente peligrosos para la salud humana, reduciendo e incluso eliminando la contaminación microbiológica en la superficie del tomate, en el agua del lavado y en la lavadora. Por ello, logra convertirla en una barrera que impide contaminaciones cruzadas, a la vez que minimiza la contaminación superficial del tomate, garantizando la inocuidad y seguridad alimentaria.

Ahorro de agua y trazabilidad

El sistema Citrocide® PLUS T también permite ahorrar importantes cantidades de agua en el proceso de lavado. El agua se mantiene en todo momento libre de cualquier microorganismo, permitiendo así un reciclado seguro de la misma.

Benito Orihuel enfatiza además el componente medioambiental del sistema Citrocide® PLUS T, ya que “monitorea y controla, de forma continua y automática la concentración de Citrocide® PLUS en el agua de lavado manteniendo la dosis óptima que permite alcanzar siempre la máxima eficacia”. De este modo se evita el despilfarro de agua, optimizando al máximo este recurso escaso.

Asimismo, el sistema está dotado con un programa informático que le permite registrar y transferir la información relevante del proceso de dosificación y control, asegurando una trazabilidad detallada del mismo.

Citrosol ofrece además a las centrales hortícolas un servicio de verificación, calibrado y mantenimiento continuo de este revolucionario sistema que asegura su correcto funcionamiento en todo momento.

Deja un comentario