Escribe para buscar

Empresa Mercados

2014 es el peor año de crisis para la distribución de alimentación

Así lo consideran desde Covirán, al afirmar que al recuperar el consumidor poder adquisitivo, comienza a consumir más fuera del hogar, y las ventas de la gran distribución bajan.

Comparte

El sector de la distribución de alimentación cerrará 2014 como el peor año desde que se inició la crisis económica en 2008, aunque prevé una ligera recuperación a partir del segundo semestre de 2015, según el consejero delegado y director general de Covirán, Luis Osuna.

En declaraciones a Efe antes de pronunciar una conferencia organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Sevilla, el consejero delegado de Covirán, grupo andaluz cooperativo de distribución de alimentación, ha dicho que 2014 es un año difícil para este sector y registrará una caída de las ventas.

La explicación es que el sector de la alimentación es el último en entrar en la crisis y también el último en salir porque a medida que avanza la recuperación económica el consumidor empieza a consumir más fuera del hogar y, por tanto, sus compras de comida disminuyen.

También ha influido que se hayan ido fuera de España casi un millón de consumidores por el regreso de los inmigrantes a sus países y por los españoles que emigran en busca de empleo, según Luis Osuna, que también ha mencionado la deflación en casi todos los productos de la familia alimentaria,

Todo ello ha influido en que 2014 sea un año difícil para el sector de la alimentación, que registrará una caída de las ventas, si bien Covirán crecerá en volumen de negocio un tres por ciento respecto a 2013 y por encima del seis por ciento en unidades.

Covirán, que cuenta con 3.200 supermercados en España y Portugal, cerró 2013 con un volumen de negocio de 600 millones y cuenta con 1.100 trabajadores directos.

El consejero delegado de Covirán ha vaticinado mejores perspectivas de ventas de alimentación en 2015 sobre todo en el segundo semestre, y las recetas para este cambio de tendencia se centran en ampliar la libertad de elección de productos por parte de los consumidores en los establecimientos comerciales.

De hecho, ha apuntado que en el segundo semestre de 2014 por primera vez desde que comenzó la crisis el producto de marca de fabricante ha crecido por encima del de la marca de distribuidor o blanca.

Lo ha achacado al buen trabajo de los fabricantes que han apostado por bajadas de precios, de forma que se ha reducido la diferencia de precios entre los productos de marca blanca y de fabricante.

Además de todas estas medidas del sector, se necesita el apoyo de los Gobiernos central y autonómico con iniciativas que impulsen la recuperación y el empleo, así como que las entidades financieras abran el grifo de crédito, ha reclamado el directivo de Covirán.

A todos estos factores, se añade la «guerra de precios por ser los más baratos» que mantiene desde hace años la distribución y que la coloca en uno de los mayores índices de competitividad de Europa, aunque ha alertado de se hace «perdiendo márgenes e incluso poniendo en riesgo a muchas empresas del sector».

En su intervención en el acto de la APD, Luis Osuna ha expuesto las medidas de eficiencia y de responsabilidad social del grupo cooperativo Covirán y ha resaltado la importancia de una gestión responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *