Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas Mercados

6.000 jornaleros pasarán de la campaña del olivar a la fresa

Desde las fresas de Huelva hasta los invernaderos de Almería, pasando por el olivo en Jaén, existe un problema latente de falta de mano de obra agrícola que está poniendo en peligro el futuro de los cultivos.

Comparte
temporeras

En cuanto existen puntas de producción, el campo andaluz requiere de un volumen de personal que no logra cubrir. Eso ha sucedido en esta campaña de hortícolas de invernadero de Almería, tal y como nos manifiesta Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas nacional de COAG: “Han faltado trabajadores tanto en campo como en almacén, especialmente en el invernadero en las últimas dos campañas”.

La temporalidad de las campañas provoca que el personal busque mayor estabilidad en el empleo, y el auge de la construcción vuelve a llevarse a trabajadores a ese sector desde otras comunidades como Cataluña o Madrid. “Es importante destacar que el sector no puede absorber la mano de obra inmigrante de la zona por falta de documentación que no le permite estar dentro de la legalidad para poder contratarla”, añade Góngora.

Por su parte, el sector fresero de Huelva también está padeciendo un problema importante de mano de obra que lleva sucediéndose varias campañas. Según Francisco Sánchez, gerente de Onubafruit, señala que no es una cuestión de especialización, “simplemente no la hay y los agricultores no se atreven a cultivar más hectáreas porque no saben quién va a recolectar los frutos”.

En este sentido, el secretario general de UPA en Huelva, Manolo Piedra, manifiesta que el año pasado se dejó un 20% de la producción sin recoger. “En plena campaña de fresa, sobre marzo, las temperaturas suben y, por tanto, la producción se duplica. Sobre estas fechas necesitamos 70.000 trabajadores recolectando”, comenta Piedra. El problema está en que por esas fechas se comienzan a producir otros frutos rojos cuya tarea es menos dura en el campo y que el sector turístico ofrece contratos hasta septiembre, llevándose mano de obra. “Todos estos factores juntos ocasionan la tormenta perfecta”. Una de las estrategias ha sido por parte de UPA Huelva establecer un acuerdo con Jaén y Córdoba para facilitar a los jornaleros que allí trabajan que concadenen la campaña de la aceituna con la de la fresa: “De esta forma, los 6.000 trabajadores que están haciendo ahora mismo la campaña de la aceituna en Jaén, por ejemplo, y que terminan su labor en febrero, les ofrecemos una vivienda y un trabajo en la campaña de Huelva para que se desplacen aquí”.

Desde otras entidades como Freshuelva se ha llegado a un acuerdo con el Gobierno marroquí para traer mano de obra, pero es necesaria más. A este respecto, Manuel Piedra, de UPA Huelva, declara: “Marruecos está creciendo mucho internamente y lo que quieren es que su mano de obra se quede allí”.

Etiquetas

1 Comentario

  1. Samir 31/01/2019

    quein y donde ofrecen vivienda …..solo mentir

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *