Escribe para buscar

Frutas Hortalizas Todas

El Parque Ecológico de HaciendasBio ya está en marcha

Tras su inauguración el pasado viernes, estas nuevas instalaciones en las que la empresa prevé invertir un total de 18 millones de euros han comenzado a funcionar hoy mismo con el manipulado de nectarinas.

Comparte
HaciendasBio

El pasado viernes, 25 de mayo, fue un día importante para HaciendasBio, primera productora de fruta y verdura ecológica en España. Entonces, y con la presencia de autoridades, clientes y proveedores, la empresa inauguró su Parque Ecológico ‘La Albuera’, ubicado en la confluencia de los ríos Aljucén y Guadiana, enclave que permite a las instalaciones aprovechar todas las energías renovables del entorno.

El Parque Ecológico, que cuenta con 400 hectáreas y en el que la compañía prevé invertir un total de 18 millones de euros, con una subvención del 22% por parte de la Junta de Extremadura, acoge la nueva central de producción de HaciendasBio, que sustituye a la que tenía en Guareña y que ha estado en funcionamiento durante siete años. Está previsto que La Albuera duplique la plantilla de HaciendasBio en un periodo de dos años, pasando de 1.000 a 2.000 trabajadores.

Para desarrollar el nuevo centro de manipulado y envasado se han invertido 10 millones de euros. Tiene una superficie de 7.500 m2 construidos y cuenta con 180 empleados que han sido trasladados del antiguo centro. Gracias a la alta tecnología y a la robotización de la planta, la compañía conseguirá atribuir a cada pedido la materia prima óptima para el cliente y estima que la producción anual será de 32.700 toneladas de fruta y verdura: concretamente 20.000 Tn de fruta y 12.700 Tn de verdura.

HaciendasBio

Paco Casallo, director general de HaciendasBio.

 

De este modo, todo el producto que llegue a sus instalaciones contará con un “DNI electrónico”, explicó Paco Casallo, director general de HaciendasBio, garantizando así su trazabilidad desde el campo hasta sus distintos mercados de destino, convirtiéndose en la primera planta de Europa en utilizar esta tecnología.

“Nuestro consumidor es diferente al de otras empresas, de ahí que también nosotros tengamos que diferenciarnos”, afirmó Casallo. En este sentido, a ese DNI electrónico se une también la última tecnología para garantizar la máxima calidad de sus productos; así, por ejemplo, en sus líneas de calibrado, a cada fruta se le realizarán unas 80 fotografías gracias a un sistema de visión artificial que permitirá determinar su calidad externa, mientras que un sistema de infrarrojos –técnica no invasiva- será clave para fijar el nivel de grados Brix de cada fruta.

Innovación, investigación y formación, la clave de la agricultura ecológica
HaciendasBio nació con el objetivo de liderar las preferencias del consumidor desarrollando una completa gama de alimentos ecológicos llenos de vida y sabor. Por eso hace una fuerte apuesta por la investigación agroalimentaria antes y después de la cosecha. La compañía también destina muchos recursos para desarrollar tecnología propia y diseñar nuevos procesos.

Los trabajos actuales se centran, principalmente, en el control biológico de plagas y enfermedades en los invernaderos que la compañía tiene en seis provincias: en Almería, en las diferentes plantaciones de Badajoz, Gran Canaria, Sevilla, Lérida y Tarragona, así como en el desarrollo de nuevos cultivos con sistemas ecológicos: uva de mesa apirena, de la que ya cuentan con 100 hectáreas en producción, espárrago verde y blanco, hortícolas de campo abierto e invernadero, kiwi, kaki… «y otros cultivos que estamos plantando y serán realidad en unos tres años», comentó Casallo, que no quiso avanzar de qué cultivos se trata.

HaciendasBio

Utilizan la última tecnología para garantizar la trazabilidad del producto.

Todo este esfuerzo puede verse materializado en el centro de I+D+i que acoge La Albuera y que cuenta con 100 técnicos especializados para el desarrollo del conocimiento sobre la agricultura ecológica biodinámica. Y es que el recinto, además de ofrecer un entorno natural para la producción y la investigación, tiene como objetivo dar a los trabajadores, consumidores y visitantes la posibilidad de entender cómo se producen alimentos saludables respetando el medio ambiente a través de varias instalaciones de referencia:

➢ 01 – SEDE CORPORATIVA

➢ 02 – CENTRO I+D+i y LABORATORIO

➢ 03 – CENTRAL DE MANIPULADO Y ENVASADO HORTOFRUTÍCOLA

➢ 04 – CENTRO DE COMPOSTAJE

➢ 05 – BODEGA

➢ 06 – ESCUELA INFANTIL WALDORF

➢ 07 – TIENDA KM0 y RESTAURANTE

➢ 08 – FINCA DE CULTIVOS

➢ 09 – CENTRAL ENERGÉTICA

Al contar con todas estas estructuras en un único recinto, HaciendasBio conseguirá un ahorro logístico importante, dando una respuesta a la importancia capital de la emisión de CO2.

La multiplicidad de funciones del Parque Ecológico lo convierten en el nuevo punto de referencia y de encuentro entre distribuidores, consumidores y expertos, haciendo de Mérida y Extremadura el epicentro del sector en España. La compañía espera recibir cerca de 2.000 visitantes al año.

Pedagogía Waldorf
Otro de los puntos fuertes del nuevo Parque Ecológico es una escuela basada en la pedagogía Waldorf, primera que sigue esta filosofía en Extremadura y pionera en España por su entorno rural y agrícola. Está destinada a los hijos de los trabajadores de HaciendasBio y también cuenta con plazas abiertas al público general.

El primer curso escolar de la escuela será el próximo, 2018-2019, y se iniciará con 3 clases de segundo ciclo, con alumnos de 3 a 6 años, y una clase reducida de primer ciclo con niños de 0 a 3 años. El objetivo del centro es fomentar e integrar en la comunidad educativa extremeña el sistema Waldorf, pedagogía que motiva la creatividad y libertad del alumno y pone el foco en la importante relación entre maestros y padres. En definitiva, una pedagogía respetuosa que apuesta fuertemente por transformar el paradigma educativo actual y en consecuencia transformar la sociedad.

Para poder desarrollar el proyecto, HaciendasBio cuenta con el apoyo del presidente de la Federación de Centros Educativos Waldorf de España y Portugal, Antonio Malagón.

Apuesta por las empresas extremeñas y arquitectura sostenible
La construcción ha sido liderada por empresas locales. Por un lado, la empresa extremeña Placonsa, que destaca por el desarrollo de obras de gran envergadura en el territorio como el Expacio Mérida o la reordenación de la Plaza Mayor de Cáceres.

Por otro lado, la empresa de ingeniería encargada del diseño y redacción del proyecto del Parque Ecológico ha sido ARRAM Consultores (Badajoz), especializada en diseño, gestión y ejecución de proyectos de industrias agroalimentarias. ARRAM trabaja para empresas como Pepsico, Nestlé, Tomates del Guadiana o Tany Nature, desarrollando los proyectos desde una perspectiva sostenible en los campos económico, social y medioambiental.

Además, el despacho catalán especializado en arquitectura respetuosa con el medio ambiente, Arquitectura Orgánica Sostenible, liderado por el arquitecto Eduard Melé, ha sido el encargado del diseño del parque. Todo el desarrollo de las nuevas instalaciones está basado en la utilización de técnicas tradicionales y en el uso de materiales naturales para potenciar la salud de las personas y reducir el impacto ambiental de la producción de los mismos. Un tipo de arquitectura que apuesta fuertemente por la tierra y la madera.

Por último, la distribución del espacio se basa en la filosofía Feng Shui como sistema de ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de conseguir una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *