Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus

Fresas y espárragos en tiempos de coronavirus

En plena crisis sanitaria, el consumo de ambos productos se resiente, a pesar de sus contrastados beneficios para la salud, y es más, fresas y espárragos se quedan sin recolectar.

Comparte
coronavirus

Una alimentación equilibrada es fundamental para mantener un buen estado de salud, máxime en una situación tan complicada como la actual, cuando el número de contagiados por coronavirus aumenta exponencialmente. Esto no significa, “en ningún caso, que la alimentación, por sí misma, evite o cure la infección por coronavirus o cualquier otro virus”, afirman desde la Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN), pero sí ayuda a afrontar con más fuerza la posible enfermedad.

Precisamente por ello, han realizado una serie de recomendaciones de alimentación y nutrición, que incluye, cómo no, la ingesta de cinco piezas de frutas y hortalizas al día. Y es que estos alimentos son ricos en minerales y vitaminas.

Fresas y espárragos son dos productos de temporada actualmente que encajan a la perfección en esta dieta equilibra y que, sin embargo, debido a su carácter perecedero y a que “no están considerados básicos”, como lamentan desde UPA, sufren estos días importantes mermas en sus ventas. El consumo es tan escaso que ambos productos se están quedando sin recolectar, con las consiguientes pérdidas para los agricultores, que ven cómo sus esfuerzos por poner en el mercado productos de calidad van a la basura.

Pero, ¿qué beneficios aportan para la salud? Ambos son alimentos ricos en vitamina C y, es más, en el caso de la fresa, 100 gramos diarios bastan para cubrir las necesidades diarias de esta vitamina en una persona adulta (60 miligramos). Pero no solo eso. Las fresas tienen efecto antioxidante, refuerzan los huesos, aumentan las defensas, son antiinflamatorias, depurativas, diuréticas y contribuyen a regular el tránsito intestinal.

El espárrago, por su parte, contiene gran cantidad de nutrientes, especialmente el verde. Además, tiene fibra, es diurético -por lo que es conveniente para eliminar toxinas de nuestro organismo-, tiene gran cantidad de antioxidantes y, al ser rico en vitaminas C y E, ayuda a reforzar el buen funcionamiento del sistema inmune.

Son, por lo tanto, muchos los beneficios de fresas y espárragos; de ahí que resulte incomprensible su caída de la cesta de la compra en tiempos en los que el cuidado de la alimentación se convierte en el mejor arma para mejorar nuestra salud.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *