Escribe para buscar

Hortalizas

La berenjena se paga diez veces más barata que hace un mes

Sigue la sangría de los precios de las hortalizas almerienses

Comparte

La pérdida de valor de las hortalizas que se producen en Almería no cesa. En la última semana del mes de febrero se alcanzaron mínimos que están incluso por debajo de los precios que se pagaban allá por el mes de septiembre tanto en el tomate como en la berenjena.

Esta última está siendo la hortaliza que más está sufriendo los recortes impuestos por los mercados. En la cuarta semana de este año, a finales del mes de enero, la variedad larga se llegó a pagar en origen por encima de los tres euros. Sólo tres semanas más tarde el precio medio obtenido por el agricultor se ha quedado en apenas 0,30 euros por kilo, es decir diez veces menos.

El desplome de este producto en unas pocas semanas se registra además a pesar de que se ha recudido la oferta, alcanzándose la cotización más desfavorable en lo que va de campaña.

Consumo
Desde el Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura se apunta como causa que los elevados precios de semanas anteriores ha hecho que el consumo se resienta. La distribución ha tomado buena nota de ello y ha negociado a la baja sus compras, recortando de forma drástica el precio final pagado a los agricultores almerienses.

Tampoco corren buenos tiempos para el tomate que tras un inicio de campaña que permitía pensar en que la crisis de la pasada campaña había quedado en el olvido ha vuelto a perder valor. El tomate rama, que se pagaba a 1,66 euros de media hace sólo tres semanas, se vende ahora a 0,57 euros, es decir tres veces menos que entonces.

En este caso existe la componente de la carestía de semanas anteriores que puede haber retraído el consumo, sobre todo después de ver que en algunos supermercados centroeuropeos se llegó a colocar el cartel con precios por encima de los 14 euros.

Sin embargo también entra en juego en este caso el fuerte aumento de las exportaciones de tomate de Marruecos que, en la última semana, colocó en los mercados comunitarios 12.087 toneladas, casi un veinte por ciento más que en la semana anterior. Los datos del Observatorio indican que en el mes de febrero los marroquíes han aumentado en un 37 por ciento el volumen de tomate con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Calabacín
El otro producto que obtuvo cotizaciones récord el pasado mes de enero, el calabacín, también ha sufrido el recorte drástico de los precios en origen. A principios de febrero se estaba vendiendo en el entorno de los tres euros por kilo, pero a finales de este mismo mes cotizaba a 0,49 euros por kilo de media.

Aún con la bajada, su cotización está en lo que se podría considerar un precio razonable gracias a que se trata de una hortaliza con un consumo muy establecido en países como Reino Unido, Alemania y Francia, donde es muy popular como ingrediente para sopas y cremas. A pesar de ello, y debido a los altos precios registrados desde diciembre, la demanda ha bajado en las últimas semanas.

 

Fuente: www.lavozdealmeria.com

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *