Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas Mercados

La Junta vigila el crecimiento de los invernaderos en Marruecos

La progresión de los cultivos de invernaderos en el vecino Marruecos está siendo muy superior a la que experimenta en España, y particularmente en Almería. Un crecimiento que está siendo seguido desde la Consejería de Agricultura de la Junta con la ayuda de modernas técnicas de análisis de imágenes por satélite.

Comparte
El último informe emitido, que es utilizado básicamente como un documento interno por parte de la Consejería, destaca el fuerte crecimiento que ha experimentado la superficie de este tipo de cultivos que han pasado de unas 9.000 hectáreas en el año 2001, cuando Marruecos empezó a gozar de un estatus favorable en sus intercambios comerciales con los mercados comunitarios, a las cerca de 24.000 que estaban en cultivo a finales del año pasado, y que se calcula que se acercarán a las 26.000 este año.

Más que Almería

El dato corresponde únicamente a la región de Souss-Mass-Draá, concretamente en las prefecturas de Agadir-Ida ou Tanane y Inezgane-Alt Melloul, y en las provincias de Chtouka-Aït Baha y Taroudant.

Las estimaciones sin embargo apuntan a una superficie sensiblemente superior al sumarle otras regiones como las de Gharb-Chrarda-Beni Hssen y Tánger-Tetouan, concretamente en las provincias de Kenitra y Larache, un área también en fuerte crecimiento que ha pasado de 2.975 hectáreas de cultivos protegidos en el año 2002 a las más de 8.500 en el último año, con un crecimiento del 179 por ciento en ese periodo.

Desarrollo en el norte 

Los mayores crecimientos se están produciendo en la zona norte del país, áreas que están más próximas a los puertos desde los que se realizan los envíos de las hortalizas producidas en los invernaderos que presentan, según el informe, ritmos de crecimiento superiores a los del resto del territorio marroquí.

Para las autoridades de Marruecos la agricultura intensiva es un sector estratégico para su economía. El destino mayoritario de sus ventas es Europa, con una presencia creciente además en Rusia, al ocupar el nicho creado con la veto que prohíbe las ventas alí de los países europeos.

Grandes inversiones en infraestructuras para impulsar la exportación

El desarrollo del sector de la agricultura intensiva en Marruecos forma parte de una política encaminada a reforzar sus posiciones en las exportaciones a los mercados de la Unión Europea, donde compite cada año con las producciones almerienses de frutas y hortalizas.

Pero esa política no se queda en los sistemas productivos, sino que está teniendo un fuerte apoyo en materia de infraestructuras, tanto del transporte como de dotaciones que se consideran esenciales como es la disponibilidad de agua para riego.

Agua potable

Una de las más importantes inversiones acometidas en los últimos años por la Administración alauita es la construcción de una planta desaladora, ubicada precisamente en la zona de Agadir (donde se observan los mayores desarrollos de superficies invernadas). En el proyecto participa la empresa española Abengoa que, además de la construcción, operará la planta durante un periodo de 27 años.

Tendrá capacidad para producir en torno  a los 275.000 metros cúbicos de agua diarios, suficiente para atender la demanda de alrededor de 14.000 hectáreas de cultivos, Una de las características que han llamado la atención de este proyecto es que la electricidad necesaria para operar procederá casi exclusivamente de energías renovables.

El transporte 

En materia de transporte se han construido o están en proyecto de ejecutarse varias autovías para unir las zonas de cultivo con la costa, fundamentalmente el nuevo puerto Tanger-Med, uno de los más grandes y modernos diseñados en el Mediterráneo occidental, donde se realizarían las cargas.

Marruecos pretende además aprovechar la potencialidad del ferrocarril para el tránsito de sus hortalizas, al ser un modo del transporte menos contaminante que la carretera. Cuenta para ello con la proyección del Corredor Central desde Algeciras hacia Madrid y la frontera francesa, una línea de alta velocidad que goza de prioridad y que estará operativa varios años que la de Almería.

Fuente: La Voz de Almería

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *