Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas Todas

«Las aguas regeneradas y desaladas son una prioridad de nuestras políticas»

Entrevistamos al Consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, sobre la situación de embalses inutilizados como el de Rules en Granada o el el aprovechamiento del agua urbana para regadío.

Comparte

Desde la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (CREA) consideran inconcebible la situación de embalses como el de Rules en Granada o Siles en Jaén que no cuentan con la infraestructura previa para poder ser utilizados. ¿Realmente no es competencia de la comunidad solventar esta situación? Además, también consideran que sería útil fomentar al máximo el aprovechamiento del agua urbana para regadío. ¿Qué opina sobre ello?

Es una reivindicación que mantenemos desde la Junta de Andalucía y que vamos a seguir exigiendo al Gobierno central, porque la competencia, lo hemos reiterado en muchas ocasiones, es estatal. Son obras de Interés General del Estado y esa catalogación incluye también las conducciones. Necesitamos una solución cuanto antes, no podemos permitir la actual situación, porque nuestros agricultores necesitan agua para sus cultivos.

Hay que recordar que las obras de la presa de Rules, en Granada, terminaron hace 15 años y el Gobierno central, siendo las canalizaciones su responsabilidad, no ha hecho nada en los últimos años. Como alternativa, desde la Junta de Andalucía se gestionó el abastecimiento para regadío desde la depuradora de Almuñécar, un proyecto consistente en la construcción, por parte de la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical, de una tubería para llevar el agua desde la depuradora de Almuñécar hasta la zona agrícola de Río Verde. El objetivo, permitir el riego de estas zonas de cultivo en épocas de sequía, utilizando para ello aguas regeneradas procedentes de la EDAR de Almuñécar, abasteciendo a las comunidades de regantes de Río Verde y la del Pozo de San Andrés de Almuñécar, que son los municipios con mayores carencias de agua para riego.

La Junta de Andalucía, además, ha adjudicado el proyecto de explotación de la energía hidroeléctrica del pantano. Se trata de explotar, a la espera de las canalizaciones para el riego de la Costa Tropical, los aprovechamientos hidroeléctricos de la caída de agua de la presa. De igual modo, desde el Gobierno andaluz tendimos la mano al Gobierno de la nación para agilizar los trámites y se hicieran realidad las conducciones. Porque la solución definitiva no llegará hasta que se consigan las canalizaciones de Rules. Nosotros, en definitiva, cumplimos.

Y en cuanto a la presa de Siles, está declarada de Interés General del Estado en el Plan Hidrológico Nacional de 2001, y las conducciones generales y la presa son un todo, ya que se trata de unas infraestructuras necesarias para que los usuarios puedan disponer de los recursos. Necesitamos esas conducciones generales para que sea posible el uso del agua embalsada y el desarrollo de las competencias autonómicas en materia agrícola. Mantenemos, por tanto, nuestra reclamación de que se habilite una partida presupuestaria que permita dar utilidad al proyecto, un punto en el que ya hemos anunciado en varias ocasiones que nuestra determinación es colaborar en la definición técnica del proyecto, además de poner a disposición de los futuros usuarios las ayudas que gestionamos, dentro de nuestro Programa de Desarrollo Rural (PDR) para la mejora de regadíos.

Como saben, desde la Junta somos firmes en nuestra apuesta por el sector del regadío y nuestro compromiso y defensa de un uso eficiente y responsable del agua, algo que sabe hacer muy bien nuestro sector en Andalucía. En este sentido, las aguas regeneradas y desaladas emergen como una oportunidad para los regadíos de la comunidad autónoma, un sector con el que compartimos la voluntad de aprovechar todas aquellas vías que garanticen una mejor disponibilidad. Tenemos que aprovechar ese potencial para dar seguridad hídrica a los existentes y poder crecer para satisfacer la demanda y generar así más riqueza y empleo. Apostamos, de un modo integral, por la modernización de regadíos, con la eficiencia, el ahorro energético y la apuesta por las aguas regeneradas y desaladas como un todo y una prioridad de nuestras políticas. Y para ello, hemos puesto a disposición del sector incentivos a través de diferentes líneas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *