Escribe para buscar

Frutas Hortalizas Todas

Las cooperativas, claves para luchar contra el cambio climático

Las Cooperativas Agro-alimentarias defienden el papel que pueden jugar ante los nuevos retos medioambientales por su gran implantación rural.

Comparte
cooperativas

Las cooperativas agroalimentarias, una “red de empresa que no tiene nadie, en todos los pueblos, en todas las zonas rurales”, serán fundamentales a la hora de aplicar medidas de mitigación de gases de efecto invernadero (GEI) y de lucha contra los efectos del cambio climático.

El directos de asuntos de la Unión Europea (UE) e Internacional de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, ha resaltado a Efeagro su papel -son “las únicas empresas” en algunas áreas del rural- para aplicar los acuerdos en materia de lucha contra el cambio climático y que estos días es objeto de debate en Bonn en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima (COP23).

“La agricultura es un factor fundamental para la sostenibilidad de las áreas rurales, la responsabilidad para la seguridad alimentaria y su potencial para ofrecer soluciones para el cambio climático es enorme”, ha apuntado el ministro federal de Alimentación y Agricultura de Alemania, Christian Schmidt, cuyo país ha acogido la COP23.

El ministro alemán ha participado en algunas de las conferencias que versaban sobre agricultura y cambio climático en la Cumbre de Bonn, que hoy finaliza.

Agricultura, una de las estrategias clave contra el cambio climático

La COP23 de este año ha estado centrada en cómo cumplir los compromisos asumidos en virtud del Acuerdo de París, con el que se pretende limitar el calentamiento medio del planeta muy por debajo de los 2 grados centígrados, y lo más cercano posible a los 1,5 grados.

En el marco de estos encuentros temáticas se ha hecho un llamamiento para destinar muchos más recursos al sector agrícola como estrategia clave para cumplir los objetivos de París sobre el cambio climático, así como los de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Urge transformar los sectores agrícolas para hacerlos más sostenibles, como una de las claves para responder ante el cambio climático, pero son precisas inversiones para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, así lo han puesto sobre la mesa expertos y líderes que han analizado soluciones desde el agro para hacer frente a los nuevos retos medioambientales en la Cumbre del Clima de Bonn.

Más inversiones

Los expertos han demandado una mayor y más rápida inversión en la acción climática agrícola, así como el apoyo a los medios de vida sostenibles de pequeños agricultoresdesbloquearía un mayor potencial para frenar las emisiones y proteger a las personas contra el cambio climático.

Además, ha resaltado que se están poniendo en marcha medidas para “adaptarnos a los impactos del cambio climático en sectores tan vulnerables como el agua y la agricultura“.Respecto a las inversiones, en el caso español, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, que ayer ha comparecido en el Plenario de alto nivel en la Cumbre del Clima de Bonn, ha asegurado que en 2016, la financiación climática pública de España ascendió a 595 millones de euros. Cifra que supone “un considerable incremento respecto a 2015 y acercándose al objetivo de movilizar 900 millones anuales a partir de 2020″.

España, en referencia al Acuerdo de París, “ha cumplido con sus obligaciones en materia de financiación climática”.

Trenzado ha apuntado que es clave es la corresponsabilidad de las instituciones públicas para acometer las necesarias inversiones para apostar por nuevas tecnologías de bajo consumo en carbono.

Hay que “ver como se va a financiar el reto” de esas obligaciones que hay que asumir desde el sector agroganadero y “nos preocupa cómo se va a llevar a cabo”. En este sentido, ha hecho referencia a los gastos, “los costes que van a tener esas inversiones que generan bienes públicos no remunerados por el mercado. Eso hay que tenerlo en cuenta”.

No obstante, ha destacado el compromiso de las cooperativas y, en general, de todo el sector agroalimentario que “desde hace años están asumiendo inversiones de eficiencia energéticay otras formas de producir más eficientes que inciden en la reducción de las GEI“.

Ha vuelto a insistir en el papel que jugarán las cooperativas, porque “todas las medidas de enfoque colectivo van a ser mucho más impactantes, tendrán mayores efectos, que de manera individual”.

 

Fuente: Efeagro

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *