Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas

“Sigue faltando visibilidad y reconocimiento de la importancia de la mujer en la actividad agraria”

Clara Eugenia Aguilera García es eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural en el Parlamento Europeo. Su trayectoria profesional siempre ha estado ligada a la agricultura y en la esfera pública desde 1996, donde la igualdad de oportunidades siempre ha estado presente de manera transversal en su responsabilidad política.

Comparte

Desde su posición, ¿cómo valora el actual papel de la mujer y su evolución en general y en el caso particular del sector hortofrutícola?

La mujer tiene un papel fundamental en el mundo rural, contribuyendo al mantenimiento de los pueblos vivos y activos. La agricultura sigue siendo un sector muy masculinizado, donde las mujeres realizan, históricamente, un trabajo imprescindible en las explotaciones agrarias, como trabajadoras en industrias agroalimentarias… No obstante, sigue faltando visibilidad y reconocimiento de la importancia de la mujer en la actividad agraria. Hemos avanzado mucho en las políticas de igualdad de género en nuestro país, aunque no debemos bajar la guardia, ya que hay grupos políticos nuevos están que en contra de este tipo de políticas. Por ello, debemos permanecer reivindicando la igualdad de género día a día.

¿Ve este sector más hostil que otros para el desarrollo pleno de la mujer?

Históricamente, el sector agrario ha sido más hostil a la incorporación de la mujer. En los últimos años se va avanzando, en las cooperativas, por ejemplo, hay una mayor sensibilidad, aunque queda mucho por hacer. El sector hortofrutícola ofrece muchas oportunidades. Es un sector altamente competitivo y muy innovador, generador de empleo, con mujeres profesionales al frente de explotaciones agrarias, trabajadoras… Está en constante crecimiento, apoyado en este momento por políticas que priorizan a la mujer en el relevo generacional. Como en otros sectores, tenemos como reto una igualdad real y efectiva, ya que todavía falta visibilidad de la mujer rural y políticas efectivas en este sentido.

¿Qué cree que aporta la mujer a la gestión de las explotaciones, empresas o de las instituciones?

La actividad agraria se realiza mayoritariamente por las familias conjuntamente en las explotaciones, aunque la titularidad sigue perteneciendo al hombre, mientras que la mujer realiza el mismo trabajo sin percibir una remuneración reconocida, ni cotización para futura pensión o reconocimiento social del mismo. Como en otros ámbitos profesionales, la presencia de la mujer en las instituciones, empresas… evidencia una sociedad sana, que respeta la igualdad de oportunidades. Y esto es muy necesario. Desde las instituciones, debemos poner todo nuestro empeño en preservar estos derechos y defenderlos en aquellos ámbitos sociales o/o profesionales donde la mujer está en una situación más desfavorecida.

¿En qué medida ha podido contribuir desde sus puestos de responsabilidad a las políticas de igualdad?

Tanto en mis responsabilidades privadas como públicas he procurado sensibilizar, incorporar la igualdad de género y valorar a las mujeres reforzando su posición, incluso con una discriminación positiva con respecto al hombre, para favorecer que se incorporen mujeres en sectores donde no existía ninguna.

Es importante poner en valor y visibilizar el potencial de la mujer, fomentando su incorporación, participación en el sector agrario y emprendimiento. Además, en los últimos años, el asociacionismo y el cooperativismo han contribuido a la implementación de estas políticas y a su efecto positivo en el mundo rural. Los pasos que se han dado han contribuido al desarrollo social y económico de las zonas rurales.

¿Qué actuaciones destacaría en este sentido del Parlamento Europeo?

En el ámbito europeo, las políticas de apoyo a la mujer rural han sido pocas. La PAC nunca ha tenido en cuenta la necesidad de una mayor visibilización de la mujer en el mundo rural o de su incorporación laboral, con un salario retribuido similar al de los hombres. En la nueva reforma, estamos haciendo un trabajo específico para que la igualdad y la incorporación de la mujer a la agricultura sea uno de los grandes objetivos en los que trabaje la futura PAC.

¿Qué políticas públicas en favor de la mujer han contribuido en su opinión en mayor medida a romper con las desigualdades?

En España, hay políticas que han ayudado mucho y que, de incrementarse, pueden ayudar aún más. La principal es que la mujer pueda acceder a un empleo y a la educación, lo que le aporta independencia y oportunidades de futuro. También han sido muy importantes los servicios y equipamientos como guarderías, entre otros, que favorecen la conciliación de la maternidad con el trabajo. Estas políticas sociales ayudan mucho a la igualdad de género, y especialmente, apoyan a la mujer a incorporarse a la vida laboral. En las zonas rurales, la acción política es necesaria para la mejora de la situación de las mujeres. Debemos avanzar en medidas como la titularidad compartida o una mayor participación en la vida empresarial. El empoderamiento de la mujer, su visión personal, social y profesional, enriquece nuestro campo y, sin duda, contribuye al futuro de este sector.

«Es importante poner en valor y visibilizar el potencial de la mujer, fomentando su incorporación, participación en el sector agrario y emprendimiento»

Muchas cooperativas y empresas ponen en marcha planes de igualdad, ¿qué opina de este tipo de medidas, cree que se llevan a cabo? ¿Qué otras actuaciones echa en falta todavía para avanzar en este camino?

Sí, en los últimos años, las cooperativas en España y en Andalucía, además de las organizaciones agrarias, están teniendo mayor sensibilidad por estos temas. Las cooperativas comienzan a implantar planes de igualdad, que reflejan las diferencias entre hombres y mujeres en las plantillas y puestos de responsabilidad, donde la presencia femenina sigue siendo mínima. Estos planes de igualdad tienen un valor muy importante, son una buena herramienta para equilibrar la distribución de hombres y mujeres dentro de la empresa, con condiciones igualitarias a nivel salarial, etc. En las empresas, echo en falta medidas que contribuyan a conciliar la vida laboral y familiar con horarios razonables y flexibles, servicios de guardería… Por otro lado, hay que avanzar en medidas que acaben con el techo de cristal que aún impide acceder a la mujer a puestos directivos en las empresas.

Romper el techo de cristal y alcanzar puestos de responsabilidad como el suyo no es fácil para las mujeres, ¿ha sentido estos obstáculos en su carrera?

Al principio, cuando comencé mi trabajo en el sector agrario, hubo cierta falta de confianza en el hecho de que una mujer pudiera abordar un trabajo referido a la agricultura y la ganadería. Comencé en el año 1989, poco a poco fui avanzando y consiguiendo esta confianza. Ahora, la sociedad ha evolucionado mucho. En mi actividad política, afortunadamente, estoy en un partido que ha creído en las cuotas, y por tanto, ha ayudado a que muchas mujeres, entre otras yo, podamos estar en cargos públicos.

¿Cree, como se afirma en diferentes ámbitos, que los avances en igualdad de los últimos años pueden verse amenazados?

Sí, creo que los avances en igualdad de género están amenazados actualmente. La derecha política no ha tenido una gran confianza ni cree que haya que seguir afianzando la igualdad de género. Todos oímos declaraciones de los grupos políticos de derechas, pero especialmente del nuevo grupo VOX que la ataca beligerantemente. Estos derechos, como otros, pueden verse impedidos si hay un determinado color político al frente de un gobierno.

Desde nuestro partido no vamos a permitir que exista el más mínimo retroceso en unos derechos sociales imprescindibles para la mujer y para la sociedad en general. No hay que confiarse, hay que seguir trabajando y defendiendo. Tiene que haber una sensibilidad política que favorezca la visibilidad de la mujer, y convertir estas cuestiones en prioritarias en la agenda política, tanto europea como nacional y/o regional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *