Escribe para buscar

Frutas Hortalizas Todas

Sudáfrica suma 10.000 nuevas hectáreas de cítricos tardíos en los últimos tres años

La tormenta perfecta ha llegado al sector de los cítricos españoles y parece que no va a amainar. Una serie de factores han confluido a la vez, hundiendo los precios a la mitad de lo que percibieron los agricultores en la campaña pasada.

Comparte
cítricos

La llegada masiva de naranjas y mandarinas sudafricanas en los lineales durante el inicio de la campaña puede repetirse. En los próximos años entrarán en producción en este país unas 10.000 nuevas hectáreas que en cuatro años pueden poner en el mercado unas 500.000 toneladas.

La tormenta perfecta ha llegado al sector de los cítricos españoles y parece que no va a amainar. Una serie de factores han confluido a la vez, hundiendo los precios a la mitad de lo que percibieron los agricultores en la campaña pasada. En la Comunidad Valenciana, que produce alrededor de 3,8 millones de toneladas de las 7,5 que produce España, los precios han pasado de los 28-30 céntimos kilo que se pagaba al agricultor por la variedad de naranja Navelina o las mandarinas de la variedad Clemenules a los 11-14 céntimos.

Una de las principales causas de este desplome ha sido el alargamiento de la campaña de cítricos de los países del hemisferio sur, especialmente Sudáfrica, que se ha solapado con el inicio de la nuestra. «Normalmente cuando termina la campaña en esta zona nosotros la iniciamos, pero este año no solo ha habido más cosecha, sino que el final de la campaña en el cono sur ha coincido con el inicio de la recolección de nuestras variedades tempranas y extra tempranas, y los lineales ya estaban copados por estas naranjas y mandarinas sudafricanas», explica Jenaro Aviñó, director de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja).

Pero la gran amenaza para este sector, que tiene posicionado a España como el primer exportador de cítricos en fresco del mundo, son las 10.000 hectáreas que Sudáfrica ha sembrado de cítricos tardíos estos últimos tres años, que amenazan con repetir esta situación en un futuro, campaña tras campaña. «Este año se han puesto en el mercado 130.000 nuevas toneladas de pequeños cítricos de este país. A un ritmo de un rendimiento de 50-60 toneladas por hectárea, en los próximos cuatro años».

En esta crisis de precios ha tenido mucha culpa la aplicación del acuerdo comercial de la Unión Europea con Sudáfrica. Este pacto entró en vigor en 2016 y permite la importación de cítricos de este país hasta el 30 de noviembre con unos aranceles que en 2018 han sido del 11,6 por ciento e irán reduciéndose hasta desaparecer en 2026. La Unió de Llauradors ha elaborado un estudio con las pérdidas de la primera parte de la campaña citrícola que ascienden a 130 millones de euros, motivadas en un 65 por ciento (85 millones) por una situación de mercado anómala para nuestros productores, originada por la masiva presencia de fruta de terceros países como Sudáfrica y otros en los lineales de los supermercados europeos hasta mitad de noviembre.

Estos acuerdos están en el punto de mira de los productores, que se sienten impotentes por no poder competir en las mismas condiciones que sus competidores. «Los costes de producción no se pueden comparar», explica Carles Peris, secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders. «Nosotros tenemos que cumplir con unas condiciones laborales de una sociedad moderna, aplicar unas materias activas cada vez más reducidas, respetuosas con el medio ambiente y la seguridad alimentaria, con las que estamos de acuerdo, pero estos mismos parámetros no se exigen a las importaciones de estos países; es un sinsentido,» denuncia Peris.

Además, mientras los productores europeos están obligados a unos protocolos y tratamientos de frío en todas las exportaciones de cítricos como único medio garantista para evitar la introducción y propagación de plagas, estos países, muchos en cuarentena, no los tienen que cumplir. «Desde la Administración se está gastando mucho dinero público para combatir y prevenir estas peligrosas plagas, cuando lo ideal es que todos cumpliésemos las mismas normativas», comenta el secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders. «Está en juego nada más y nada menos que la supervivencia de unas 550.000 hectáreas de cítricos que hay en Europa», señala Jenaro Aviñó, de AVA-Asaja.

Desde las organizaciones agrarias se exige reciprocidad y que estos países terceros cumplan con las mismas normas que se les exige a ellos. Además, que se estudie el tratamiento de Sudáfrica, ya que, por sus inversiones y avances, poco tiene que ver con otros países que de verdad están en vías de desarrollo como son algunos del África meridional, con los que la Unión Europea tiene un compromiso de apoyo.

Asaja: la industria se aprovecha
A esta situación, que ha dejado muchas de nuestras naranjas y mandarinas en el suelo, también ha contribuido la temperatura benigna que nos ha acompañado hasta ahora y que no ha estimulado un consumo que se activa y asocia al frío. Desde Asaja Córdoba creen que la industria ha aprovechado esta coyuntura con los cítricos sudafricanos para bajar los precios y que, en esta crisis, tienen parte de responsabilidad. «La bajada tan pronunciada de los precios no está justificada. Aunque hay una mayor oferta, el descenso de lo que percibe el agricultor es de casi la mitad con respecto al año pasado, mientras que el consumidor paga en el lineal prácticamente lo mismo que en 2018 por estas fechas», comenta Nicolás González, presidente de la sectorial de Frutas y Hortalizas de Asaja Córdoba.

Para Ignacio Fernández, presidente de Asaja Córdoba, «la industria ha visto una situación favorable y ha aprovechado la falta de unión del sector para determinar un precio que no cubre los costes de producción». En este mismo sentido se expresa Jenaro Aviñó, de AVA-Asaja: «La industria del zumo juega un papel regulador del mercado de fresco quedándose con los calibres pequeños. Pero, este año, no ha comprado fruta, y si lo ha hecho, ha sido muy tarde y a precios bajísimos».

 

Fuente: El Economista

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *